Translate

martes, 23 de mayo de 2017

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde




1890 es un año clave en la vida de OSCAR WILDE (1854-1900).

A partir de la publicación de EL RETRATO DE DORIAN GRAY en la revista "Lippincott´s  Monthly Magazine", éxito y escándalo irán indisolublemente unidos a su nombre.

De todas sus obras, "El retrato de Dorian Gray" es especialmente significativo, ya que Wilde no mostró demasiada inclinación por la novela; prefería el relato corto o la comedia, donde su epigramático talento se encontraba más cómodo.

El tema de esta obra es atractivo, y se comprende perfectamente que el autor lo utilizara para ilustrar su esteticismo decadente. El protagonista, un joven bello,sensible vive su eterna juventud en busca de sensaciones cada vez más intensas que lo llevarán al vicio y al crimen. La atmósfera del relato resulta sugerente y adecuada; los diálogos, limpios y agudos, a menudo le dan una gran agilidad a la narración.


 La historia de Dorian Gray, que vende su alma al diablo a cambio de su eterna juventud, tiene connotaciones muy especiales, ya que a través de ella el autor formula una inquietante serie de observaciones morales y filosóficas.

Por ello el mensaje hedonista de Wilde, que en su tiempo se vio enturbiado por los prejuicios de una sociedad mojigata, hoy es mirado de otra forma.

El hedonismo es una doctrina de la filosofía que considera al placer
como finalidad o el objetivo de la vida.
Los hedonistas, por lo tanto,
viven para disfrutar de los placeres, intentando evitar el dolor.


domingo, 21 de mayo de 2017

Tú no me conoces...





Federico Bebber




Suelo aislarme cuando me siento incomprendida...
La empatía, ese sentimiento que permite percibir lo que al otro le pasa, muy pocos lo practican y entonces aparecen reproches, quejas y reclamos.  No están preparados para acompañar, para escuchar, para entregar... "En tiempos oscuros nos ayudan quienes han sabido andar en la noche" dijo Sábato.
Sólo quien ha sufrido puede comprender a quien tiene a su lado, ayudarlo a salir adelante, esperarlo... todo el tiempo que sea necesario.
Quien exige no conoce la mirada diferente, quien exige todavía no ha crecido. Le falta camino, su amistad es un invento: ha postergado la posibilidad de aprender.


Luján Fraix-2017

sábado, 20 de mayo de 2017

El poema que Borges nunca escribió...





En noviembre de 1988 la revista "Uno mismo" publicó un poema titulado "Instantes", con la firma de Jorge L. Borges.

Desde ese momento fue fotocopiado  hasta el hartazgo y se convirtió en el texto más famoso del gran escritor. Ironía borgeana, chiste de mal gusto o el más grande de los malentendidos de la literatura argentina; esos versos adoptaron al autor, al estilo de los personajes de Pirandello, desesperadamente solos, huérfanos de alma:


"Si pudiera vivir nuevamente

mi vida, en la próxima trataría

de cometer más errores.

No intentaría ser tan perfecto,

me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido,

de hecho tomaría muy pocas

cosas con seriedad..."


Así comienza el poema, como una enumeración de pautas de autoayuda, o una confesión final y son éstas las palabras que la gente ha querido escuchar de Borges.

El asunto es que María Kodama decidió iniciar acciones legales contra el director de la revista, quien reconoció el equívoco. Sin embargo, nada alcanzó para enmendar el error: más fotocopias, señaladores, afiches, divulgaron el malentendido por el mundo.

Un diario parisino ha publicado una traducción al francés de "Instantes" convirtiendo a Borges en el centro del  homenaje. 

Muchos se han rendido ante la evidencia de la multitud que asegura que esos versos son del poeta elegido, festejando el plagio como uno de los modos de la celebridad y la bienaventuranza. 



jueves, 18 de mayo de 2017

Personajes de novela: Elizabeth Bennet





JANE AUSTEN utiliza a la muchacha para explicar sus ideas esenciales. 
ELIZABETH BENNET, a pesar de que no se siente capacitada para juzgar a toda una sociedad, resulta un excelente juez de la conducta humana. Su bondad deriva de la capacidad para prever las consecuencias de sus actos; dista mucho de poseer una conducta irreflexiva, sabe examinar sus sentimientos y no vacila en subordinarlos a un bien que la trasciende y del cual depende la armonía del orden social.

No es fría, ama con intensidad; por tanto, su mayor virtud estriba en que no se limita a aceptar las convenciones por falta de sentimientos. Nunca se ilusiona con la posibilidad de que pueda existir otra sociedad mejor en donde las cosas se puedan disponer de otra manera.

A la hora del dolor, no se rasga las vestiduras; la infelicidad no la impulsa a pensar como una romántica y cuando llega la dicha, la acepta como algo natural, merecido. Este difícil equilibrio de su conducta se debe, esencialmente, a que Jane Austen sopesa la verdad con el mayor cuidado en cada línea de la novela, además el tono de claridad y audacia con que expone su pensamiento no la aparta de la intimidad, de la leve confidencia.





CHARLOTTE BRONTË despreció a Jane Austen porque solía representar a todos los hombres y mujeres como si fueran damas y caballeros; otros la acusaron de no haber salido nunca de la sala de estar.

Esas críticas serían válidas si ORGULLO Y PREJUICIO no revelara un nuevo modo de juzgar y una lección moral de indudable trascendencia.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Un silencio que me abrigue...



Anka Zhuravleva



 MarZo...

En otras épocas me preparaba para ir al colegio... no veía la hora de que llegara el momento. Después a los tres o cuatro días ya estaba aburrida pero sabía que ése era mi deber en la vida. Luego vino el secundario y el Terciario y siempre sentí esa responsabilidad. "Ella tiene que estudiar", decía mi mamá cuando mi papá hablaba de enviarme a recorrer sembrados y hacer cuentas matemáticas subida a lo alto del molino de campo.

Cuántos sueños quedaron debajo de aquel sauce y hoy soy una persona que siente que aquella paleta de colores se ha puesto gris como quien viene de recorrer la vida cansada de tanto andar. Atrás quedaron las voces de los seres amados y yo, huérfana, necesito un rumbo para orientar la brújula, dejar de someterme al criterio ajeno, aprender a decir NO y recuperar el orden interior.

Sé que no es fácil, también sé que a estas alturas la paciencia se ha terminado y cuando no hay empatía del otro lado busco un silencio para abrigarme porque en él siento que todavía queda algún abrazo para compartir...



Luján Fraix--------------Marzo 2017


martes, 16 de mayo de 2017

La vocación, una palabra en desuso








LA VOCACIÓN...

Nadie habla de un tema vital para muchos, especialmente para mí. Encuentro guerra de "egos" en las redes sociales disputándose el primer puesto de ventas de libros y me pregunto tantas cosas. Pareciera que en este mundo del ARTE Y DE LAS LETRAS lo más importante es competir...

¿Y LA VOCACIÓN?
¿CONOCEN QUE SE SIENTE
DENTRO DEL SER CUANDO NOS LLEGA SU MENSAJE?.

No sé.

Ella se anima a desafiar nuestra tranquilidad y nos persigue; aunque le demos la espalda, aunque la ignoremos... Nos acompañará siempre hasta el final de nuestra historia.

PARA QUÉ?

Para darnos felicidad. LA VOCACIÓN (así lo decía García Márquez) es algo innato; venimos a esta tierra con esa misión. No tiene que ver con el egoísmo ni la competencia, no destruye sino que engrandece, no es mezquina porque comparte... ES HUMILDE.


"HAY QUE TENER DEMASIADA GRANDEZA
PARA ADMIRAR A OTRO"

decía Ernesto Sábato.



Yo comencé a escribir a los 8 años después de haber leído muchos libros. Escribía cuentos de hadas llenos de errores de ortografía. Más tarde, seguí con mis estudios primarios y secundarios aprendiendo un poco más. Recuerdo que la hermana MARÍA DE LAS NIEVES me decía:

-Tú vas a ser escritora porque usas palabras que otros niños no utilizan. Me imagino que lees mucho?.

Yo sentía que tocaba el cielo cuando me elogiaba así. Cuando terminé el secundario intenté seguir Abogacía pero no logré ingresar a la Universidad porque los cupos eran limitados. Seguí escribiendo poemas de amor frustrados hasta que me decidí por el profesorado de Letras. Recuerdo que llevaba mis cuentos a las clases, pero nadie me los pedía... Era la única que escribía. Todas querían ser profesoras. Finalmente, abandoné por un ataque de pánico y lloré mucho. Eso me sirvió de experiencia aparte de que aprendí mucho sobre gramática, escritores y pintores. Pude desplegar mis argumentos cuando rendí HISTORIA DEL ARTE porque me dieron para analizar pinturas. Fue un éxito y me sentí feliz.

Por esos años empecé a enviar mis cuentos a concursos literarios (no existía internet) pero yo no me sentía conforme, pensaba que me faltaba aprender y fue cuando decidí anotarme en un Taller de Narrativa. Fue tan enriquecedor, aprendí mucho, me relacioné con gente de las letras, publiqué en diarios, revistas, antologías compartidas, recibí premios... Todo impensado para mí, perdí noción del tiempo y sentí que esa VOCACIÓN que tuve desde niña estaba dando grandes pasos. No existían metas, lo importante era el presente: la experiencia. 

Ellas insistieron para que publicara mi primer librito de poemas AMOR VERDADERO (poemas, 2000). No pensé nunca en venderlo, "el libro tiene que circular", decía Susana, mi profesora. Y fue así, que lo utilizaron como material de estudio en los colegios y me abrió puertas para ser jurado de eventos y ganar luego el premio del Museo de la ciudad y del ministerio de Cultura; una plaqueta ubicada en el monumento a LAS MADRES en mi localidad.

Publiqué tres libros más "MOLINOS DE VIENTO" (cuento, 2002), "SEPTIEMBRE" (poemas, 2007) y "EL SILENCIOSO GRITO DE MANUELA" (novela, 2015)  No contenta con ello me anoté para estudiar de Preceptor Literario en el Conservatorio L. de Rosario. El profesor Rossi decía que cuando leía mis poemas le recordaban a Sor Juana Inés de la Cruz.(Oh...querido profesor) Él era fiel custodio del idioma y su curso se basaba en la escritura clásica. Allí aprendí a escribir todo tipo de poema con métricas totalmente desconocidas para mí. 



Por eso digo que se puede ser escritor de muchas formas, todo es relativo: no existen códigos ni reglamentos ni pautas a seguir.Yo fui por el camino del estudio porque me permitió adquirir confianza, seguridad... aunque no venda libros, no me importa. Conozco amigas que recorren ciudades presentando sus libros, que luchan por alcanzar un lugar...

Van Gogh murió sin haber vendido un cuadro
y nadie, hoy, cuestiona su talento.

Cuando LA VOCACIÓN te abraza
no importa dónde puedas llegar, tú sabes cuáles son tus límites y ambiciones,
con qué eres feliz.
Nunca la abandonas pero duele cuando a veces
te subestiman, te encasillan o le quitan mérito a tu manera de manejarte
en el mundo de Las Letras.

Lo mío no es competencia ni negocio.

NO OLVIDAR QUE EL ARTE ES SUBJETIVO.

***

El útimo libro que subí es un ensayo
sobre Historia del Arte que escribí en 2008
para un concurso.


Confieso que no debí subir mis libros a Amazon, no por los escritores que se presentan sino por los lectores; me han desilusionado. No me va mal pero ése no es mi camino; yo escribo a la antigua ( por decirlo de alguna manera).  Lo cierto es que al subirlos a esa plataforma han dejado de ser inéditos entonces no me los aceptan en ningún concurso.



***


lunes, 15 de mayo de 2017

Regresar al amor



Muy pronto en mi vida fue demasiado tarde...
como si caminara delante de mis propios pasos aunque no hacía más que huir de ellos y esperaba llegar a un puerto de luces apagadas para repartir las horas.

En la primera fila los recuerdos: relatos que llegaban a mi corazón con diluvios y vientos, ilusiones que duraban poco, huellas de personajes que corrían por mis cuentos... Buscaba.

Intentaba encontrar el perdón en la alegría de un encuentro, una mirada para pedirle ayuda... La única salida para protegerme, la indiferencia y algo más.

Lentamente fui abandonando la luz, quería que otro me revelara alguna verdad y nadie sabía el secreto del fuego que había devorado las palabras.

Me quedaba sola. El sol se levantaba en el horizonte mientras imaginaba que recorría caminos. El destino pasaba a mi lado y trataba de alcanzarme como un huracán o una presencia que se borraba y me decía: adiós.

Restos de mi alma vagaban por mis libros, mis miedos en las heridas de mis manos que sangraban... Buscaba.

Era demasiado grande aquel amor para perderlo pero tenía que ayudarlo a morir para seguir viviendo. Procuré esconderme, todavía existía la piedad.

Cuando desperté me paré delante de una sombra de ojos negros, triste y benévola, que me miraba a través del espejo. Yo misma. Llevaba años contándome cosas.

Separada por unos pasos, la imagen me dijo:

-Un hombre salió a recorrer el mundo para encontrar lo que buscaba, pero sólo al regresar a su casa halló la felicidad.

Luján Fraix-1996



Premio---Concurso de Cuentos (A.D.E.A)---Buenos Aires.


domingo, 14 de mayo de 2017

La chica del tren, de Paula Hawkins





Toda obra maestra de la literatura va a parar a la pantalla grande. En este caso, se trata de la novela de la escritora PAULA HAWKINS.

Raquel, encarnada por la talentosa Emily Blunt, es una mujer de cuarenta años divorciada y con problemas de alcohol, que viaja en tren todos los días a la misma hora. Durante el trayecto, siempre mira por la ventana a una pareja idealizando la vida que llevan Megan y Scott. Pero un día se despierta confundida y golpeada con la noticia de que Megan ha desaparecido.

Un thriller psicológico dirigido por TATE TAYLOR.


sábado, 13 de mayo de 2017

Florencia Bonelli: la novela romántica






FLORENCIA BONELLI tenía diez años cuando leyó la primera novela romántica JANE EYRE, de CHARLOTTE BRONTË y descubrió ese vínculo que se produce entre el libro y el lector. 


"Ese libro marcó un antes y un después.
En ese momento no fui consciente de que tenía una novela romántica
en mis manos,
seguía leyendo lo que mi padre me traía.
Un día TOM  SAWYER, otro día LAS FÁBULAS DE ESOPO..."


Durante la charla cuenta que se piensa a sí misma como una lectora que escribe y no como una escritora a secas. Dice que ama leer y que escribe las historias que a ella misma le gustaría descubrir en un libro, por eso se identifica con sus seguidoras.

Pasaron muchos años de Jane Eyre: terminar el colegio, cursar la carrera de contadora en su Córdoba (Argentina) natal, casarse... Dice que el ejemplar de EL ÁRABE de EDITH HULL fue el que la llevó a dejar los números, ponerse a escribir y transformarse en un verdadero fenómeno de la literatura romántica.



"Me impactó y me cambió la vida,
fíjate el poder de transformación que puede ejercer un libro", subraya.




-¿Puede ser un libro, pero el amor transforma la vida?
-Absolutamente, aunque hay personas que no se permiten amar y ser amadas. Entonces, cuando toman una novela romántica, me dicen: "Ahora volví a creer en el amor. Ahora desaté muchas trabas. Ahora aprendí a comprender al otro, aprendí a perdonar". Entonces, muchas veces, tienes el amor enfrente, pero no lo puedes ver porque interpones velos, prejuicios, complejos. La palabra escrita, no sé por qué, tiene cierta autoridad a la hora de tocar algunos temas.


-¿También en la lectura hay una cuestión liberadora, no?
-Absolutamente, dejas fluir tus fantasías. Entonces te permites sentir muchas cosas que quizá te prohíbes en la realidad. Mucha gente con los libros desata nudos terribles, me lo cuentan las lectoras. Imagínate la felicidad que me da saber que una de mis novelas ayudó a una persona que estaba angustiada, que tenía algún problema.


-En la vida, como en la ficción, las historias están atravesadas por circunstancias problemáticas. La diferencia es que en los libros suele haber un final feliz, pero en la vida no siempre es así...
-Porque los seres humanos somos muy complicados. Hay dos cuestiones, una es que las personas muchas veces toman decisiones insensatas y la otra es que solemos quedarnos con lo fácil, no nos gusta luchar, nos cuesta ceder, somos orgullosos. El amor no puede vivir así, necesita el oxígeno que le da la paciencia, la tolerancia. Si estás con la persona que amas, que puedes tener diferencias, también hay que saber  ceder algunas veces. Las relaciones se construyen en el día a día.


-¿Hay un resurgimiento de la novela romántica?
-Sí, y creo que le va a hacer bien a la gente porque habla del amor, que en definitiva es el verdadero motor de la vida. Y yo pienso que tengo que transmitir un mensaje de esperanza, por eso siempre termino mis historias con finales felices. De alguna manera, los personajes pasan a ser hijos míos, por eso me resulta tan difícil cuando los tengo que hacer vivir situaciones cruentas. Por supuesto que son parte de la trama, pero las resuelvo, porque siento que el final tiene que ser esperanzador. 



INVESTIGAR PARA ESCRIBIR


No solamente el romanticismo, los personajes capaces de atravesar las pruebas más duras y el triunfo del amor son el punto fuerte de FLORENCIA BONELLI como creadora de ficción. Cada una de sus novelas está atravesada por diferentes períodos y acontecimientos históricos de la Argentina y del mundo, desde el siglo XVIII hasta el XXI.

Los contextos están colmados de detalles precisos. Florencia retrata a la perfección las costumbres, las vestimentas, las formas de dirigirse unos a otros. Dedica desde un año y medio a dos a la investigación de cada contexto. Su narrativa queda, entonces, enriquecida y dotada de una gran verosimilitud...


"Me lleva más tiempo la investigación que el proceso
de escritura en sí mismo.
Cuando te sientas a escribir necesitas una cantidad de detalles
que deben ser exactos 
si quieres construir una buena historia.

Cuando escribí BODAS DE ODIO,
leí los libros de JOSÉ MÁRMOL,
un escritor de los tiempos de Rosas.
Ahí capturé el lenguaje que utilizaban en ese entonces,
las prendas que usaban,
lo que comían...
Leo muchísimo.
Los libros escritos en la época de la que quiero hablar 
son la mejor fuente.
Si te basas en ellos, no tienes margen de error."



-Además de todo el proceso de investigación, de creación, de hacer vivir a los personajes tantas situaciones, ¿qué te pasa cuando terminas un libro, haces un duelo?.
-Sí, me cuesta mucho. Cuando lo termino de escribir empiezo a leerlo otra vez. Primero para corregirlo-esa es la excusa-, pero en realidad es porque me cuesta dejarlos ir. Es muy fuerte. Hasta que no empiezo a escribir una nueva novela, me resulta duro. Me pasa mucho ahora con LA TIERRA SIN MAL, que fue el último libro de la TRILOGÍA DEL PERDÓN


Algunos de sus libros


Por Sol Olivier


Revista "Nueva"


viernes, 12 de mayo de 2017

Casandra




Una humareda avanzaba entre las cumbres nevadas. Se escuchaba un zumbido ahogado que asestaba sus armas de fuego y estrechaba conductos. Era un tren sin brida, hostigado por alguna brújula, que hincaba sus ruedas en las espinas y las piedras.

Con lentitud se aproximaba hacia el puente, en un acto jactancioso de arcano vagabundo frente a las fronteras privadas de gobierno. Hablar de ello era evocar la figura de Ana Bolena en el filo y los espacios de la Torre de Londres, soñar con espíritus del octavo coro o dejar escrita su doctrina de célebre filósofo.

No estaba vestido de arlequín, era una masa de color pardo que cruzaba los campos como caballo montaraz. Tal vez hubiera querido echar raíces y dejar allí sus vicios, virtudes o costumbres pero lo impulsaba un poder irresistible, casi un dictamen. Frente al murmullo de las palomas y las tórtolas, ya sin articular sonido, marchaba hacia Casandra a ejecutar su último delito.


Quiso atemperar las horas y cortar los lazos de ese adiós cortesano que le daba fuerzas en vez de debilitarlo y lo empujaba con violencia, pero quedó mutilado.

Con su ascetismo de peregrino, finalmente, sembró su silencio en las aguas imantadas y el deseo de travesear en el espacio sideral...

Luján Fraix-1990

Relato publicado en el diario "LA PRENSA" de Buenos Aires-Argentina.

Está inspirado en la película:
EL PUENTE DE CASANDRA (1976)



Tragedia en las vías
Filmada en pleno apogeo del cine de catástrofes, esta coproducción europea de Carlo Ponti reunió a un buen grupo de rostros conocidos para contar el mortal viaje de un tren transcontinental donde se ha refugiado un terrorista que ha sido contagiado por un virus. Para evitar que los pasajeros del tren puedan escapar, los militares ordenan que el convoy no realice ninguna parada y sea destruido.
Entretenido espectáculo repleto de suspense y acción, con todos los tópicos del género pero resueltos con suma eficacia. A ello ayuda la banda sonora de Jerry Goldsmith, que genera una gran tensión en determinados momentos de la trama.



***


jueves, 11 de mayo de 2017

Diario de Pablo Neruda: Isla Negra




"Pensé entregarme a mi trabajo literario con más devoción y fuerza. El contacto de España me había fortificado y madurado. Las horas amargas de mi poesía debían terminar. El subjetivismo melancólico de mis "Veinte poemas de amor..." o el patetismo doloroso de Residencia en la tierra tocaban a su fin.


Me pareció encontrar una veta enterrada, no bajo las rocas subterráneas, sino bajo las hojas de los libros. 


¿Puede la poesía servir a nuestros semejantes?
¿Puede acompañar la lucha de los hombres?



Ya había caminado bastante por el terreno de lo irracional y de lo negativo. Debía detenerme y buscar el camino del humanismo, desterrado de la literatura contemporánea, pero enraizado profundamente a las aspiraciones del ser humano.

Comencé a trabajar en mi Canto General.


Para esto necesitaba un sitio de trabajo. Encontré una casa de piedra frente al océano, en un lugar desconocido para todo el mundo, llamado Isla Negra. El propietario, un viejo socialista español, capitán de navío, don Eladio Sobrino, la estaba construyendo para su familia, pero quiso vendérmela. ¿Cómo comprarla?. Ofrecí el proyecto de mi libro Canto General, pero fue rechazado por la Editorial Ercilla, que por entonces publicaba mis obras. Con ayuda de otros editores, que pagaron directamente al propietario, pude por fin comprar en el año 1939 mi casa de trabajo en Isla Negra. La idea de un poema central que agrupara las incidencias históricas, las condiciones geográficas, la vida y las luchas de nuestros pueblos, se me presentaba como una tarea urgente. La costa salvaje de Isla Negra, con el tumultuoso movimiento oceánico, me permitía entregarme con pasión a la empresa de mi nuevo canto."



Patria, mi patria, vuelvo hacia ti la sangre. 
Pero te pido, como a la madre el niño
lleno de llanto.
Acoge esta guitarra ciega,
y esta frente perdida.

Salí a encontrarte hijos por la tierra,
salí a cuidar caídos con tu nombre de nieve,
salí a hacer una casa con tu madera pura,
salí a llevar tu estrella a los héroes heridos...


Las Ingratas, de Guadalupe Henestrosa






Es una historia de amores y desamores muy bien narrada, con personajes fuertes, con escenas donde se entrecruzan hábilmente el drama y el humor, que reconstruye, sobre una pensión llamada "Las Ingratas", el Buenos Aires de principios de siglo.

Fresca, entretenida, una novela costumbrista escrita con el justo toque de ironía y de nostalgia que le da la mirada del hoy.

Vladimir Kociancich

Esta novela obtuvo el Premio Clarín de Novela 2002 por voto unánime del jurado compuesto por Vlady Kociancich, Andrés Rivera y Héctor Tizón.



"Petra llegó con una mano atrás, otra adelante, cuatro hermanas y una hija sin padre. Recién empezaba el siglo y, mirándolo desde la cubierta, el horizonte era todo cielo, como si el barco todavía siguiera perdido en el mar y no hubieran pasado esos días de travesía, lentos e inciertos. Pero el viaje había terminado y ahora el buque descansaba en las orillas de un río ancho y barroso, del otro lado del Atlántico y al sur del mundo...

...Milagros buscó en su interior algo de ese sentimiento de entrega, de la imperiosa necesidad de ser a través del otro, de olvidarse de su propio centro para girar alrededor de otro cuerpo y otros deseos, pero no pudo encontrar ni una hilacha. No estaba hecha con ese material. Suspiró.
-No es bueno querer tanto, niña. La gente se aprovecha y así te quedas, mira, hecha un trapito.
-Qué voy a hacer Milagros. Querer es lo único que sé hacer, es lo que mejor me sale.
-Qué vamos a hacer contigo. Tienes que aprender a no querer tanto. Es mucho mejor que te quieran, muchísimo mejor..." (fragmento)




Nadie en "Las Ingratas" podía hacerse cargo
de tanta soledad,
tanto amor abandonado,
tanto silencio,
tanta nada."

***



miércoles, 10 de mayo de 2017

Personajes de novela: Melanie



Benjamin Vautier



MELANIE era la hija de Francisca y Juan José. Vinieron de Suiza aproximadamente en 1860.

Ellos soñaban con una tierra lejana de la que contaban mil relatos fantásticos... Aventureros del mar, desafiaron las leyes tras recibir algún mensaje divino y pudieron vencer.

Mi bisabuela, una indomable guerrera de la vida, se instaló en una vivienda con una parcela de ochenta hectáreas que las compañías inglesas les entregaban junto a los víveres y arados con bueyes y manceras ya que debían pagar aquel terreno con su faena.

Ella combatió con los indios que venían de todas partes a invadir el territorio para quitarles los cueros de ovejas y matar inocentes. Construyó fosas e hizo guardia de noche junto a su familia para defenderse de los ataques; al mismo tiempo cavó pozos y colocó cadenas que les anunciaban la llegada de los nativos.

Melanie se casó con su primer esposo y crió seis hijos. Cuando él falleció, ella continuó con los animales y los sembrados que atestiguaban toda la abnegación de una dama solitaria que salía al frente. Pagó sus tierras, compró más hectáreas y edificó una fábrica de queso con numerosos empleados.

La producción la vendía en la población vecina.


Conoció a François, mi bisabuelo, que venía de las guerras de Europa y le dio trabajo en su establecimiento.

Fue una de las primeras fundadoras de el pueblo de Carcarañá; donó dinero para la construcción del templo y los bancos de nuestra querida basílica "Nuestra Señora del Pilar", que llevaban su nombre en letras doradas, luego pasaron a ocupar la capilla del Colegio "Niño Jesús de Praga".

Melanie y François se casaron y tuvieron tres hijos ( uno de ellos, mi abuelo Eduardo), pero al tiempo, el francés murió con su opulento título de militar y su afán de contienda. Mi bisabuela, viuda dos veces, dio examen frente al Ser Supremo y partió en busca de la dicha perdida.


Viajaba constantemente a Francia ya que amaba la Nación de aquella viejecita de nívea mirada... Colette, madre de François. Con los años acrecentó su capital y se convirtió en una mujer de carácter bravío que fue un ejemplo de lucha para las generaciones futuras.

Melanie en la estancia era una hacendada orgullosa de su patrimonio que había logrado ella sola con la furia de su genio, duro y varonil. Tuvo alegrías que compartió bajo la higuera donde se reunía con sus nietos que le decían "Gra-Mamá". Sintió el cariño y la nostalgia, el desarraigo y la grandeza como vivencias auténticas; dio vida a otros con sus mismos ojos y con la fuerza de su temple: seres libres en busca de legados, caballeros irrepetibles y campesinos buenos.

Fragmento de mi novela
"LA ABUELA FRANCESA"



martes, 9 de mayo de 2017

Después del fin



Natureland

Los pueblos de la antigüedad adoraban las fuerzas de la naturaleza. 
Padre e hijo sufrían en el mar la locura del agua y el viento. Nadie sabía donde se encontraban en ese momento.


Comenzó el viaje a lo desconocido...
Al descender del avión, una brisa agitaba las hojas tostadas y chirriantes. La sala y el comedor daban a un amplio balcón con algunas plantas. Por las noches, los insectos revoloteaban alrededor de una gran araña de gas mientras que por las ventanas enrejadas entraba el color salvaje de la selva.
Debían comenzar la búsqueda. El cierzo y el agua silbaban en las chimeneas y se filtraban por la vigas. La atmósfera era de pesadilla.
Al día siguiente, la dama elegante y el caballero descendieron cuidadosamente del coche negro. Sobre el brocal del pozo, una cruz de palo miraba en el fondo su imagen siempre.
¿Acaso ese cementerio les daría la respuesta?.

Luján Fraix-2003



lunes, 8 de mayo de 2017

De Martha Eloísa Darío








A Luján Fraix

El oficio de ser una sombra frágil-legado incansable de ausencias y de encuentros-, merodeando su acostumbrada periferia en el olvidado universo del apenas vivir...

La muchacha tímida, de cabellera lacia y rubia, envuelta en la palidez de un rostro triste y ausente, engarzaba como perlas, prosa y poesía.

Pude verla tras sus ojos oscuros, sumergida en su imaginación, invocando lejanas circunstancias de sus antepasados y tejiendo las historias de su abuela francesa que su padre solía contarle.

Pude verla flotando en sus sueños, escribiendo con su diccionario al lado, con la intención de plasmarse un horizonte color jade, por encima de ella misma.

Mas, de cuando en cuando, la traicionera melancolía la asaltaba como un destello y se adueñaba de su yo inconsciente, transformándola, apagándola... como se apagan los girasoles cuando muere el sol en las tardes de verano...

ESO PARECE QUE FUE AYER

Pero pasó el tiempo y un día-no muy lejano-decidió romper con la esclavitud que la mantenía cautiva de sus deseos más fuertes.

Y eligió ser dueña de sí misma, de aquellas letras que fueron su sostén desde hacía tantos años!

Claro es que sintió el llamado "Talitakum", "niña, levántate y vete", en la palabra del Señor... y decidió cambiar su rumbo hacia nuevas reflexiones con su estilo más firme y definido.

Pisando fuerte, se fue lejos esta vez con su vuelo libre de culpas y cargos, de trampas, de declives, hasta poder palparse ella misma en el horizonte de sus escritos y encontrarse en el destino de la cima.


Tras el asombro de la duda,
nace la certeza.
Por ello,
sólo necesitabas
ser dueña de ti misma;
salirte de la nada,
y ahondar en el abismo;
mecer tu soledad
y caminar los pasos del tiempo.

Sólo necesitabas...
comprender lo que querías,
liberarte de interrogantes
y dejar de ser la prófuga
de tus propias palabras.

Sólo necesitabas...
regar tus anhelos,
sobre las hojas en blanco
mirándote el alma por dentro...

Sólo necesitabas...
liberarte de los miedos
y romper con los prejuicios
que paralizan los sueños...

Sólo necesitabas...
recomponer tus alas
y aletear hacia el azul
en búsqueda de cimientos nuevos
para refugiarte en las palabras
de tu propio yo auténtico.

Martha Eloísa Darío
Mayo, 2001


Esta "joya literaria" la guardo como un tesoro pues me la ha dedicado mi amiga y compañera del Taller "Encuentros" hace años Martha E. Darío ( bisnieta del célebre escritor nicaragüense RUBÉN DARÍO).

Me sentí muy honrada de que ella me haya obsequiado estas palabras; un ser admirable, humilde, encantador, una hermosa persona que conocí y con la que tuve el placer compartir tardes inolvidables en el Taller. 

Fue una de las épocas más felices de mi vida en donde aprendí mucho sobre escritura pero también lecciones de vida. A Susana (profesona y amiga) le debo lo que soy (mucho o poco, no sé...) pero ella fue artífice de un destino que yo ya había marcado desde mis 8 años pero que ella se encargó de orientar, de sostener, de enriquecer...



Gracias Martha, un honor para mí recordar este poema.






Ella escribió un libro que se llama:

MIS PAISAJES INTERIORES


"La poesía no tiene límites como el alma no tiene límites y no tiene formas, como no tiene formas la belleza, los límites y las formas están en el espíritu, en las visiones de los paisajes, tanto del alma como de la tierra. La poesía no está en las letras, sino en el espíritu de la poesía, en decir en la verdadera poesía."

Enrique de Gandía

..................................

Seguir leyendo...
ARBOL DE DIANA


Todo lo que nos separa del amor, de Mariló López Garrido





Mariló López Garrido
nos recuerda aquí
que estar vivo no es un cúmulo de casualidades,
sino un calculado milagro.
Que hay un sentido por el cual venimos a este mundo,
que somos algo más
que el cuerpo que habitamos.

¿Dónde comienza realmente la vida?
¿Qué recuerdos de la niñez
y la adolescencia nos condicionan?
¿A qué programa ajeno respondemos?
¿Cuánto y de qué manera marcamos a nuestros hijos?
¿Qué precio estamos dispuestos
a pagar para ser aceptados por los demás?
¿Cuál es el peso
que el "ego" tiene sobre
nuestro verdadero "yo"?

***


sábado, 6 de mayo de 2017

Microrrelatos




LA TRAMPA

Siempre vivió al pie de la letra, maniático y exacto, en ese claustro que, por ser tan sagrado, jamás lo instigó al desorden.
Un día apareció un revólver en su mano junto a su cuerpo helado. Tal vez, alguien se burló de él...


¿EXACTITUD O IMITACIÓN?

El gran pintor se paseaba entre sus alumnos que dibujaban casas, árboles y paisajes. Cuando él se acercaba, ellos escondían sus obras por vergüenza.
Al otro día, el artista copiaba las imágenes en su lienzo.
Evidentemente, lo hacía mucho mejor.




ECOS

Lejos, blanquea el pueblo...
Las puertas están selladas, bloqueadas por el yeso de las piedras; el aire es caliente y el reducto brilla por la luz del oro que quema; allí, entre el polvo y el escalón, está el sarcófago dorado. Trae consigo el destierro de los antecesores, el galope de los caballos y el rechinar de las armas.
El sarcófago está abierto. Alguien camina por los pasillos oscuros.
La tapa del ataúd se cierra con violencia. El paseo terminó.



LA VIDA DEL SILENCIO

La araña trepa por la pared de la antigua casa.
Ella entra despacio al cuarto vacío de su hijo. De pronto, escucha un llanto. Desesperada, abre un ropero. En el fondo, hay una caja con un muñeco roto en mil pedazos. Mira a un lado y al otro...
En la puerta, parada, la soledad.



Lujan Fraix-1996


viernes, 5 de mayo de 2017

La madriguera, de Aurora García Rivas




Hola a todos.

Este libro "La Madriguera" de Aurora García Rivas me llegó de España junto a otro de poemas con esta dedicatoria:

"Para Luján Fraix, lejana amiga con quien comparto sueños y tés los martes y algunos otros días de enero y estrellas. Un abrazo desde Gijón (Asturias)

Gijón 23 de junio de 2013.

Es noche de San Juan. Solsticio de verano. Las hogueras arden y la luna bruñe de plata la ciudad."

Quiero agradecer (como lo hice en su momento) este gesto tan cariñoso de Aurora y decirles que el libro me encantó pues rescata la narrativa clásica que tanto me gusta. Yo me he formado leyendo a autores de todos los tiempos por mis estudios de Letras y de Preceptor y es inevitable la influencia que ejercen dichos autores a la hora de escribir, es por ello que cuando encuentro este tipo de lecturas me apasiono mucho. Sé que Aurora ya ha publicado otros libros pero éste, en particular, tiene mucho significado para mí. 

Deseo que la buena literatura pueda tener un lugar en el mundo de las letras de hoy donde vemos publicado todo tipo de texto. Los lectores indudablemente han cambiado, siempre lo digo, porque son otras épocas pero lo valioso es eterno y como decía Borges: para saber si una obra es buena hay que esperar diez años.



LA MADRIGUERA

"A Teresa no la satisface el éxito y regresa a su tierra leonesa. Atrás quedará París, Nueva York, San Petesburgo... y su personal empeño en triunfar como pintora. Se instala con Daniela en Corullón e intenta hilar el pasado con el presente.

A través del recuerdo de su familia, originaria de Llamas de Cabrera, nos irá dando una imagen del medio social y económico, del carácter y el tesón de unos seres inmersos en un mundo aislado, inhóspito que, desde finales del siglo XIX, se esfuerzan por salir de la miseria y de la ignorancia conducidos por la férrea voluntad de Matilde, tenaz y visionaria, que tendrá que librar además una batalla continua contra la cerrazón, la violencia, la tiranía y la crueldad de León, su marido.

Las minas de Villablino ofrecerán una primera salida económica, pero la Guerra Civil, la represión, los gravámenes impuestos y la rapiña del maquis, complican el devenir de los días e irrumpen los sueños de Matilde. Sus descendientes se irán dispersando por toda la provincia.

Mientras tanto, en su casa de Corullón, la vida parece serenarse para Teresa, pero una larvada marea de fondo desmiente su aparente calma."

***


-----"No creo en el destino, no creo que nuestros nombres estén escritos en ningún gran libro y al lado, un esquema de vida. Sería injusto, y además nuestra existencia no tendría ninguna finalidad más que cumplir lo escrito. Pienso más bien que vamos por el mundo como peregrinos sin meta."

-----"Debí instalarme en una aldeíta perdida en algún monte y volver a mis orígenes, a la tierra, al sol, a la lluvia y a la nieve, pero me enamoré de esta casa cuanto la vi. Era perfecta, es perfecta: amurallada, escondida, sola... Una madriguera en la que sentir que nada me puede dañar, una campana de plexiglás que me aísla y me protege y desde la que puedo atisbar el paso de los días."



Aurora García Rivas


jueves, 4 de mayo de 2017

El arrepentimiento





"El peor arrepentimiento no es por las cosas equivocadas
que hicimos,
sino por las cosas correctas
que hicimos por las personas equivocadas".

N.C




El Arrepentimiento...

Cuando hacemos un balance de nuestra historia sentimos vagamente un dejo de tristeza por aquellas cosas que, tal vez, hubieran cambiado el sendero de la vida. Y aparece la culpa como principio en ese intrincado laberinto de secuencias.

Me arrepiento de haber dejado pasar los años, de no haber luchado más... Todo parece gris a la distancia cuando recorremos las horas tratando de volver sobre aquellos pasos. Y es inútil, el tiempo te empuja para dejarte sus huellas en la memoria y decirte que eres humano y que te equivocas.


Me arrepiento de no haber hablado más con mi madre, de dejar que mi padre se fuera sin un abrazo, aunque confieso que muchas veces intenté un acercamiento. Él no me dejaba traspasar aquella su dura coraza porque así le habían enseñado a querer.

No me arrepiento de haber dado lo mejor de mí postergando mi sueños; hoy lo volvería a hacer porque la dicha de dar no se compara con nada, aunque nos deje huérfanos. Dar sin esperar a veces se transforma sin pensarlo en una espera constante de una caricia, de un abrazo, de un te quiero... que no llega.

No me arrepiento de haber confiado, de haber querido y que no me quieran, de haber luchado por los ideales... De haber  estudiado tanto... de escribir sin ser leído.

Me arrepiento de la melancolía que siento cuando llueve y descubro que la finitud de la vida me dice que tengo que apurar los pasos porque el mañana es HOY,

pero hoy sólo me sostiene
el pasado.



Luján Fraix-2016




El llano en llamas, de Juan Rulfo




El universo narrativo de JUAN RULFO reunido en un libro que abre la posibilidad de nuevos lectores o de relecturas de una voz clave en la literatura iberoamericana. 

Adentrarse en EL LLANO EN LLAMAS, PEDRO PÁRAMO y EL GALLO DE ORO es capturar imágenes que difícilmente se borren.

Aquí están los cuentos de EL LLANO EN LLAMAS que arrojan al lector en esos típicos escenarios de Rulfo, áridos, silenciosos, con personajes tan misteriosos como intrigantes o que se acercan a la revolución de 1910, a la siempre soñada reforma agraria o a la eterna migración mexicana hacia EEUU.



El libro incluye PEDRO PÁRAMO y ese viaje casi onírico que realiza Juan para cumplir una promesa ante su madre.


miércoles, 3 de mayo de 2017

Simulacro de arresto



Elena Dudina



En las alturas los Alpes Grisones, Réticos, Berneses y Peninos, los glaciares, el clima frío y el suelo cubierto de nieve...
Los suizos desarrollaban, con gran esfuerzo, la agricultura por la naturaleza agreste de la tierra.
Lloviznaba parejo sobre el viejo barrio cercano a Berna (capital).
Desde la ventana de la cocina, Rebeca Spee miraba el cerco que rodeaba la casa vecina. Esta propiedad pertenecía a Teodora Eberth, una anciana de cuentos, extremadamente retraída y especial. Intérprete de sus propios actos se dejaba llevar por la desidia sin intenciones de persuadir a nadie. Tal vez, el pretexto era la locura: sufría ataxia.*
Una tarde, vestida de negro, salió a la calle y dobló por la esquina de los cipreses; la avenida conducía al cementerio. Muchos decían que era maga o una vidente trastornada por esa soledad casi macabra que la envolvía en una maraña de confusas ceremonias. Se comentaba que había velado a su hija muerta, tras una golpiza callejera, una mañana de un año bisiesto.

Ese día se fue a los bosques de pinos, hayas y encinas a practicar sus ritos en la región del Jura.
Rebeca Spee estaba obsesionada y estudiaba sus pasos. Comentaba haber visto la imperfección de su rostro a través del velo; era evidente que había tallado su cuerpo peñascoso con precisión. Cualquier noche intentaría esculpir los vértices de su enlodado mundo de sortilegios.


En la entrada de la casa se encontraba estacionado un automóvil Daimler (1886)
Con el deseo de ilustrar su imaginación cruzó el vallado que separaba ambas moradas. Golpeó pero no respondió nadie. Sobre bronce una inscripción decía: "in péctore"*. Su andar plagado de curiosidad e inmune a las acechanzas la convertía en un épico "Quijote", algo desnudo pero fuerte.

Caminó a través de una galería oscurecida por una niebla con olor a hollín sostenida por arquitrabes; una columna de ocho módulos de altura, el capitel sencillo y el friso con metopas y tríglifos. El comedor se encontraba detrás del pasillo. Brillaban los muebles, los candelabros, la platería y los cuadros... En la pared, colgadas, una navaja, una gudía que era una especie de mediacaña que servía para reconocer el fogón de los cañones de artillería y un formón.

Rebeca prendió una vela y pudo ver una cortina que cubría una puerta. Se acercó, tocó el picaporte y dejó al descubierto un mausoleo abandonado por el cansancio de los siglos; detrás, un azote largo y flexible de cuero o cuerda; merodeaban también larvas extrañas que no pertenecían al lugar: de percebe, de dítico (coleóptero de agua dulce)...


Una mesa estaba preparada con platos, copas y los utensilios necesarios, unidos por los transparentes hilos que tejían las arañas; detrás de la habitación preparada para el ágape había un cuarto destinado a albergar ataúdes de antepasados. Sobre pedestales se encontraban numerosos de ellos, deteriorados por los años y la humedad; entre las maderas añosas surgía la mirada de un escorpión... Aquellos trastos sin axiomas eran avezados testigos de la insania camuflada de vejez o de juventud.

La lumbre se apagó y apareció Teodora Eberth con un puñal; tenía el encéfalo translúcido y se le veía el cerebro, el cerebelo y la médula oblonga. Bailaba una danza negra. Comenzó el combate entre ambas en ese báratro de situaciones incongruentes y bajo la soledad de ese sentimiento de desprotección. El final se retardaba y los huesos roídos clamaban entre los robles como partidarios de la lucha. Teodora dejó el arma y tomó un destral. Fatigadas por los hechizos y la atmósfera ardiente se intoxicaban las entrañas con la ponzoña de la sangre derramada.

Era inútil tratar de identificar las caras rasuradas por la barbarie; acaso algún vigía aguardaba en la acera de enfrente.
Las dos se miraron sacudidas por la conmoción mientras se acercaban varios enfermeros. Paralizadas ante el asombro y sujetas a la rigidez que le produjo la paliza, quedaron entregadas al cadalso.


Los hombres las observaron detenidamente y se llevaron a Rebeca Spee.
Detrás, dejaron un flamante edificio de departamentos...




Luján Fraix-1979

* Inseguridad de movimiento.
*"in péctore", muy reservadamente.

Las obras son de Elena Dudina.






"La locura, a veces,
no es otra cosa que la razón
presentada bajo diferente forma"
Johann Wolfgang Goethe (1749-1832)

poeta y dramaturgo alemán.


De mi libro "Molinos de viento" (cuentos, 2002-Buenos Aires)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...