Translate

miércoles, 10 de mayo de 2017

Personajes de novela: Melanie



Benjamin Vautier



MELANIE era la hija de Francisca y Juan José. Vinieron de Suiza aproximadamente en 1860.

Ellos soñaban con una tierra lejana de la que contaban mil relatos fantásticos... Aventureros del mar, desafiaron las leyes tras recibir algún mensaje divino y pudieron vencer.

Mi bisabuela, una indomable guerrera de la vida, se instaló en una vivienda con una parcela de ochenta hectáreas que las compañías inglesas les entregaban junto a los víveres y arados con bueyes y manceras ya que debían pagar aquel terreno con su faena.

Ella combatió con los indios que venían de todas partes a invadir el territorio para quitarles los cueros de ovejas y matar inocentes. Construyó fosas e hizo guardia de noche junto a su familia para defenderse de los ataques; al mismo tiempo cavó pozos y colocó cadenas que les anunciaban la llegada de los nativos.

Melanie se casó con su primer esposo y crió seis hijos. Cuando él falleció, ella continuó con los animales y los sembrados que atestiguaban toda la abnegación de una dama solitaria que salía al frente. Pagó sus tierras, compró más hectáreas y edificó una fábrica de queso con numerosos empleados.

La producción la vendía en la población vecina.


Conoció a François, mi bisabuelo, que venía de las guerras de Europa y le dio trabajo en su establecimiento.

Fue una de las primeras fundadoras de el pueblo de Carcarañá; donó dinero para la construcción del templo y los bancos de nuestra querida basílica "Nuestra Señora del Pilar", que llevaban su nombre en letras doradas, luego pasaron a ocupar la capilla del Colegio "Niño Jesús de Praga".

Melanie y François se casaron y tuvieron tres hijos ( uno de ellos, mi abuelo Eduardo), pero al tiempo, el francés murió con su opulento título de militar y su afán de contienda. Mi bisabuela, viuda dos veces, dio examen frente al Ser Supremo y partió en busca de la dicha perdida.


Viajaba constantemente a Francia ya que amaba la Nación de aquella viejecita de nívea mirada... Colette, madre de François. Con los años acrecentó su capital y se convirtió en una mujer de carácter bravío que fue un ejemplo de lucha para las generaciones futuras.

Melanie en la estancia era una hacendada orgullosa de su patrimonio que había logrado ella sola con la furia de su genio, duro y varonil. Tuvo alegrías que compartió bajo la higuera donde se reunía con sus nietos que le decían "Gra-Mamá". Sintió el cariño y la nostalgia, el desarraigo y la grandeza como vivencias auténticas; dio vida a otros con sus mismos ojos y con la fuerza de su temple: seres libres en busca de legados, caballeros irrepetibles y campesinos buenos.

Fragmento de mi novela
"LA ABUELA FRANCESA"



6 comentarios:

  1. Hermosa la historia de Melanie parece de cuento pero es la pura realidad, los pioneros eran gente fuerte que trabajaban a brazo partido y no pidieron nunca nada. Me gusta tu relato, como nos llevas por los pasos de sus vidas, es una historia epica que me identifica.

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una historia real, la de mi bisabuela y la de toda una generación. También es cierto que hay miles de historias parecidas de inmigrantes que lucharon por llevar adelante un país. Un beso grande.

      Eliminar
  2. Me encanta el carácter indomable de tu abuela. Te mando un beso y me gusto el fragmento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así era ella, por eso decidí escribir su historia. Mucha realidad y algo de ficción también. Un besito

      Eliminar
  3. Mujer con mucho carácter, vitalidad y que nada le hacia frente bien que lo demostró ya que hizo avanzar las tierras y llevar una familia y muchas veces pensamos que la mujer de aquellos tiempos poco sabían hacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mujer con demasiado carácter, capaz de enfrentar tremendas injusticias y el machismo de los hombres. En aquellos tiempos todo era muy duro, pero pienso que muchas mujeres como ella lo hicieron por el bien de la Patria, de Argentina. Ella también colaboró en la fundación de un pueblo, que ahora es ciudad, donde yo vivo. Un orgullo para mí. Besos y gracias Mari-Pi.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...