Translate

jueves, 22 de junio de 2017

El país del viento, de Sylvia Iparraguirre





La decimocuarta reimpresión de este volumen de cuentos de Sylvia Iparraguirre, editado originalmente en 2003, marca un hecho que se produce de modo habitual en el país sin que se tome registro: la presencia de libros que a partir del famoso "boca a boca" constituyen un pequeño fenómeno de ventas. 

Por fuera de los circuitos de legitimación y publicidad, Iparraguirre, fruto de las legendarias revistas: "El escarabajo de oro" y "El ornitorrinco", ha encontrado en estos relatos el equilibrio justo entre historias que mantienen en tensión al lector y un depurado lenguaje.

Hermanados por el espacio físico en que transcurren, la inmensidad del sur argentino, estos textos dejan percibir ecos de Mark Twain y de Jack London.

En ellos, personajes signados por el vigor físico salen al encuentro de su destino mientras, a su alrededor, la indómita naturaleza exhibe su esplendor helado.

Mineros, presidiarios, colonos, náufragos y buscadores de oro nos traen inevitables remembranzas de épocas en que la literatura aún latía con el ritmo de la vida.



martes, 20 de junio de 2017

Publica y comparte tus textos literarios




Hoy les traigo una propuesta para todos aquellos
que les gusta escribir
además de tener un blog con seguidores.


ME GUSTA ESCRIBIR
es una red social
que te permite subir tus poemas, cuentos, novelas, ensayos...
y que otros escritores
puedan leer, comentar, calificarte con aplausos
y darle otro rumbo a tus escritos.
A mí, personalmente,
me entretiene porque es una comunidad muy activa
donde se puede recibir todo tipo
de opiniones.
No es para vender
pero se puede también subir un libro completo.
Por supuesto que está el principiante
y el que está más comprometido.
Como siempre digo a mí me gusta compartir literatura,
como lo hacía en el taller.
Todos merecemos tener un lugar en el mundo de las Letras,
y para luchar sobra tiempo.


Lo bueno que tiene también es que

Los mejores pueden llegar al editor enmascarado de Penguin Random House

y editar tu libro.





lunes, 19 de junio de 2017

Escribir... por el solo hecho del acto en sí mismo




MARGARITE DURAS hablaba de todo lo que se calla cuando se escribe, del peso de las palabras y del peso de los silencios... ¡Cuántos escritores transitaron el irrepetible momento del miedo a la creación imparable!.

PERO...

¿Quién puede ser responsable de volar en voz alta,
salir de la armadura
y zambullirse en la hoja de papel,
con la sorpresa de vaciarse uno mismo en silencios y palabras,
tomar la fruta inalcanzable,
sentir el perfume más allá del verano, 
corregir la siesta con poesía,
descubrir altares que ningún hombre ha venerado,
buscando la eternidad en cada rastro de tinta?.


Entonces no será LEOPOLDO LUGONES el que renace cada 13 de junio (día del escritor), será CORTÁZAR, junto a HORACIO, asomándose sobre Pont des Arts para esperar a La Maga, será FEDERICO derramando su pasión andaluza, como un gitano legítimo, será el hidalgo con sus duelos y quebrantos, o seremos tú y yo novelando un grito, ensayando una huella, recreando el diálogo entre la boca y el beso, armando los pedazos sueltos, en un goteo interminable de historias y puntos suspendidos.

ESCRIBIR, ESCRIBIR... en un oscuro bar, sobre un papel arrugado e imprevisto, en una pantalla fría, en los márgenes de un viejo cuaderno o sobre la piel conocida.


Escribir, siempre escribir...
con el motor de la pasión,
POR EL SOLO HECHO DEL ACTO EN SÍ MISMO.

Escribir...
mi refugio es la palabra escrita,
estallando en la desmesura de mis propios gritos y silencios.

P. Bottale





Bienvenido invierno!!!

sábado, 17 de junio de 2017

Diario de Laura Restrepo: García Márquez, mi mentor






LAURA RESTREPO
es una de las escritoras más destacadas de Colombia.
Gracias a su excelente pluma,
ha recibido premios importantes e infinidad de distinciones.
Su último libro merece aplausos.




"Yo era responsable de la sección política internacional de la revista Semana (de Colombia) cuando conocí a GARCÍA MÁRQUEZ, que ya era Premio Nobel. Venía los lunes, porque integraba el comité de redacción.

Le leíamos lo escrito y él nos aconsejaba, nos corregía, hacía sugerencias. Fue extraordinario conocerlo. A las 4 de la mañana cerrábamos y después le llevaba los textos para que los comentara", recuerda LAURA RESTREPO al escritor colombiano.

De él destaca su entusiasmo: "Un hombre que a esas alturas lo tenía todo en la vida; había escrito algunas de las novelas más extraordinarias de la literatura universal y se interesaba por el periodismo. Claro que es cierto que el poder le encantaba, como asistir a palacios y ser amigo de presidentes, pero también se movilizaba socialmente por los necesitados."





Vida en las palabras





La mayoría de los seres que aman LEER saben...

que con las palabras pueden cambiar su mundo

porque en los libros permanecen vivos los ideales, los valores, la inocencia de la infancia, el grito inmaculado y la denuncia del despojo; porque leer recompone la superación, porque leer arrastra el beso hacia tu orilla, porque leer nos abre la noble posibilidad de lo imposible, porque leer...



¡Nos hace bien!

***


jueves, 15 de junio de 2017

Personajes de novela: Letizia y Encarnación



-Letizia, amor, reza por mí un rosario entero-le decía Manuela cuando tenía que salir a buscar Encarnación que se había escapado tras saltar el murallón de los jardines. La niña huía por los baldíos con una muñeca despedazada en las manos y su deseo de libertad se manifestaba con esa rebeldía que se burlaba de la uniformidad de Manuela.
Rubia como un sol, Encarnación le pegaba cachetazos a su madre que la traía de regreso a la casa arrastrando las piernas en las baldosas de cemento mientras Letizia trataba de empequeñecerse y de pasar inadvertida. Ambas no soportaban la custodia de Manuela pero se rebelaban de manera diferente porque debían aprender a crecer solas; el vuelo indefinido de quien las había criado con tantos cuidados las desorientaba. Una se volvía feroz contra ella y la otra se entregaba a sus acertijos, dilemas y paradojas con la convicción casi febril de huir en el momento que nadie se diera cuenta.
Encarnación y Letizia en eso sí estaban de acuerdo; las dos querían escapar de la protesta infantil de Manuela, de su amor posesivo, del maltrato psicológico, de sus predicciones sobre un futuro desgraciado…
....................................................
¿Puede una madre, inmadura, impedir que sus hijas tengan experiencias propias por miedo?

De la novela:
"El silencioso grito de manuela"

miércoles, 14 de junio de 2017

Agnes Grey, de Anne Brontë





Aunque esta historia no es del todo autobiográfica contiene algunos aspectos que fueron vividos por su autora.

Fue publicada en 1845 con el seudónimo de Acton Bell.

Narra la historia de una muchacha humilde que decide trabajar para ayudar a su familia ya que su padre lo ha perdido todo por invertir en un negocio poco seguro.

Es así como Agnes inicia su labor como institutriz en casa de Bloofiel pero en poco tiempo vuelve a su casa porque la crueldad de los hijos y la desconsideración de los padres la oprimen y la obligan a renunciar. Más adelante encuentra otro empleo con unos terratenientes de apellido Murray.

Comienza entonces para ella una vida rutinaria en la que sólo la lectura le da fuerza para continuar. Cerca de la mansión vive una viejecita a la que Agnes visita. En una de esas ocasiones se encuentra con el joven auxiliar de la parroquia Weston, persona sencilla con quien Rosalía, una alumna de Agnes, coquetea.

Entre ellos se inicia una relación amistosa muy bonita que culmina en un amor oculto pues Agnes tiene que regresar con su familia pues su padre está enfermo. Cuando llega su progenitor acaba de morir, ante la difícil situación decide con su madre abrir una escuela y dedicarse a la enseñanza, perdiendo así toda esperanza de encontrarse con su amado.

Un día, al regresar de la playa se encuentra con Weston quien la ha estado buscando para pedirle matrimonio.



Así culmina esta sencilla historia romántica,
en la que la autora se convierte en una excelente pintora
de las costumbres y de la vida rural de Inglaterra
durante la primera mitad del siglo XIX,
caracterizada por la tranquilidad
y la ausencia de ambiciones
y de intereses mezquinos.



The Old Manor House, Hawort
de un dibujo de Jack Hewer
conocido ilustrador de la década de 1800


martes, 13 de junio de 2017

Día del escritor


William Maw Egley




EJERCER LA PALABRA


Ejercer la palabra en su extensión auténtica,
con su fuerza remota y su color exacto,
con la voz desprovista de señales oscuras,
con la voz insurrecta ante otras nocivas.
La palabra, cualquiera, siempre ha de ser la misma,
la variante es la forma de ser utilizada;
lo distinto es realmente lo que dicen o callan
las palabras iguales. Con un mismo sonido
se hiere o cicatriza, se aprende o se desprende,
se agoniza o se inspira.
Ejercer la palabra es un acto de hondura,
sentirse responsable desde la primera sílaba;
no marchitar el sueño o el espíritu del verso,
agitando la frase hasta hacerla visible.
Orientar la palabra, rodearla con los nexos
que asimilen su encanto o su dureza innata;
trabajarla a cansancio, darle una faz prolija,
vaciarla de tapujos y ofrecerla, desnuda.
Ejercer la palabra y cuidarla de todo,
del silencio imprudente, del instinto insensible.
de la ponzoña inerme de los ojos incrédulos.
Pensarla, como un hijo o como a los consejos,
arrimarla hasta el alma y escuchar sus latidos.
Ejercer la palabra entre libros o nubes,
darle, una forma única, liberarla de hábitos;
construirla dichosa o consagrarla triste,
cercarla de fulgores o sombras necesarias.
Es mucho lo que se piensa y explica por sí misma,
ya es demasiado abrirla y exponerla ante el mundo.
Ejercer la palabra desde cimas o abismos,
desde la paz amiga o desde la locura;
lo importante es cuidarla, desearla, simplemente,
cual si fuera el indicio de nuestra trascendencia.

Andrés Pierucci

de "La noche a tu costado"

FELIZ DÍA DEL ESCRITOR

LEOPOLDO LUGONES  fue uno de los fundadores
de la Sociedad Argentina de Escritores (1928),
y su presidente.
En su homenaje, se celebra en la Argentina
el Día del Escritor,
en el aniversario de su nacimiento.

sábado, 10 de junio de 2017

No quiero envejecer, de Pilar Sordo






Pilar Sordo desmenuza los ejes  que dinamizan la vida moderna:
el trabajo, la pareja, la familia,
la sexualidad, la tecnología y la muerte, entre otros.

Su planteo no es cómo enfrentar la vejez,
sino cómo incorporar la idea de que envejecemos según cómo
hemos vivido.

"El viejo que seremos mañana o que somos hoy dependerá
o depende del joven y del adulto
que fuimos ayer",
dice Pilar.
Más que un libro sobre la vejez,
es una invitación a celebrar la vida, a escuchar el cuerpo y el alma
y a invertir en los afectos.


viernes, 9 de junio de 2017

El silencioso grito de Manuela





Hola queridos amigos.
Quiero contarles algo muy importante para mí. Acabo de publicar en una librería virtual mi libro "El silencioso grito de Manuela", que fue editado por segmentos o capítulos hace como dos años en este blog y que me dio muchas alegrías, ya que sus personajes se prestaban a debates y discutíamos mucho sobre la conducta de la protagonista.

Es una historia basada en hechos reales y en personas que estuvieron cerca de mí y que he conocido mucho. Por supuesto que la novela tiene algo de elementos propios de este tipo de narración que se requieren para poder enlazar las secuencias.

No sé si es una buena historia pero es un sueño, la escribí con mucho amor y vocación como todo lo que hago desde que tenía 8 años; cuando mis amigas se iban a divertir en el verano yo me quedaba escribiendo cuentos o leyendo libros.



De grande, me pasaba lo mismo. Todos los principios de enero, en pleno verano, yo me compraba un cuaderno para escribir una novela. Me sentaba en aquella mesa de comedor llena de enciclopedias, diccionarios y todo lo que me pudiera servir para crear la historia que ya tenía en mente desde el principio al final.

Esta novela es la cuarta, la empecé en 2006 y la terminé en 2008. Todos los días escribía una página y era tal la felicidad que sentía, inexplicable. Aquellos que tienen esta vocación saben de qué estoy hablando.

Primero se llamó "La última noche" pero en internet existen muchas novelas con el mismo nombre, entonces le tuve que cambiar el título. Acá hace poco publiqué el perfil de la protagonista, una mujer-niña, educada por padres severos y posesivos que, a pesar de haber creado una familia, jamás pudo crecer y enfrentar con valentía un destino demasiado triste. 

Hoy estoy feliz por haber dado este pequeño paso, me daba lástima que después de haber escrito cinco novelas, que no sé si serán buenas o malas, quedaran en el olvido. Por eso les he dado la oportunidad a una de ellas. Ya tengo tres libros publicados en papel con mis ahorros, esta edición es diferente. En la biblioteca virtual se puede comprar, no importa el país, se pide un libro y allí se publica. Lo hacen por pedidos. Por eso para aquel que guste o que quiera leer algunas páginas que están habilitadas o dejar un mensaje allí o acá. Bienvenido.
Les dejo la dirección


Gracias por compartir siempre mis sueños. Un beso grande. Los quiero mucho.

.................................................................................

Estoy mudando a este blog mis publicaciones anteriores.



miércoles, 7 de junio de 2017

Tú que te escondes, de Cristina Bajo




CRISTINA BAJO deslumbra a sus lectores con estos relatos mágicos, algunos casi novelas breves, de una imaginación exuberante, una prosa exquisita y un magistral empleo del tiempo histórico. 

El amor, la venganza y la justicia poética detentan la misma fuerza que los conjuros de sus hechiceras y la audacia de los protagonistas, para quienes una pasión, cuando es verdadera, puede reinvindicarse después de la muerte.

Los aparecidos, la brujería, el ensalmo libertador, la predicción, el maleficio y el dominio de lo oculto se presentan como una sombra que borra los límites de la realidad.

Si existe el gótico argentino, los cuentos de "TÚ, QUE TE ESCONDES" pertenecen definitivamente a él. Ambientado en un momento preciso de la memoria de un pueblo y definidos por su autora como histórico-fantásticos, varios de ellos están inspirados en antiguas leyendas.

A lo largo de casi tres siglos y sin perder un ápice de rigor documental, CRISTINA BAJO se atreve a investigar los rincones más insondables del alma humana. De allí surge "TÚ, QUE TE ESCONDES" un libro que otorga una nueva dimensión a la narrativa histórica y confirma a su autora como una de las escritoras más potentes y originales de nuestro tiempo.

¡Paloma mía!, tú que anidas en las grietas de las peñas,
que te escondes en los rincones oscuros de las escaleras,
muéstrame tu rostro, déjame oír tu voz en mis oídos,
pues tu voz es muy dulce y muy bello es tu rostro...

Cantar de los Cantares



Cristina Bajo-escritora argentina-


martes, 6 de junio de 2017

Cementerio de libros







"El cielo debe ser algo parecido a una biblioteca", cita la biografía de esta cuenta anónima.

Es que no hay nada más lindo que recuperar textos y pensamientos de PABLO NERUDA, VIRGINIA WOOLF, JORGE L. BORGES Y ANTONIO MACHADO, entre tantos otros.

Por ello, desde este espacio, invitan al lector a compartir su cita favorita, de esta manera, todos pueden leerlo y sumarlo a su vida.


ENLACE







Jorge L. Borges dijo exactamente:

"Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca".

domingo, 4 de junio de 2017

La nodriza esclava: Juana de Arco (cap I)



JUANA DE ARCO


El castillo se amparaba de las leyendas y obedecía las órdenes, era el padre de las prisiones.
Detrás de la reja, se veía el corredor abovedado cerrado al fondo por una puerta de madera claveteada y de hierro. Para enfrentar al enemigo: puentes levadizos y con rastrillo, edificios más altos que anchos protegidos en la parte superior por matacanes y en la zona inferior por desniveles, los muros cortina con camino de ronda dotados de merlones, almenas y atalayas.
La fortaleza estaba construida en piedra con “salientes” desde donde los soldados se podían proteger y lanzar flechas y saetas.
En el castillo Glamis Castle, las torres se abrían hacia el interior de modo que si el rival conseguía entrar alguna de ellas se hallaba a merced del contraataque de los defensores.
Un prestidigitador trataba de acelerar los encuentros en la somnolencia de los patios con antorchas que olían a rama de olivo, a viejas batallas de campo y a reyes que se retrataban vencidos por el dolor.
La familia estaba dormida detrás del aparejo de las paredes y de los bloques ajustados son argamasa de los cimientos.
Las construcciones visigóticas realizadas en piedras cúbicas que alternaban con hileras de ladrillo colocados en espina de pez eran el testimonio de una vida rígida, de temores, de acciones bélicas y de duelos.

De pronto, el puente se levantó y entró un caballero en un corcel blanco. Se dirigió hacia la zona de la realeza compuesta por sillares de piedra, amarillentos, ensamblados groseramente.
Al rato, el hombre salió con una doncella: Isabel Law. Cabalgaron por un camino entre viñas y prados. Ella escapaba de la tortura de una existencia estéril, pero lloraba porque no quería abandonar su mundo de servidora por una persona que, tal vez, no la conocía. Desconfiaba del francés Auguste Deux. La desorientaba su comportamiento enigmático en un cuerpo sin palabras, el egoísmo de querer arrebatarla de aquella familia y alejarla de una reina enferma que estaba cuidando…
¿Él era su salvador, el amor de su vida o un ladrón que sólo pensaba en sí mismo?.
Isabel Law, una joven de catorce años, sufría los horrores del siglo XVl; la acechaba el miedo a morir y a quedarse sola por su condición de niña pobre.
La catedral de Elgin se hallaba en la parte baja de la ciudad.
Isabel se arrojó del caballo y se internó en las aldeas de los artesanos y campesinos. Estaba arrepentida. Auguste Deux no la buscó porque estaba cansado de sus dudas; se sentía impotente.
El desconcierto se esforzaba por aclarar la bruma que invadía las iglesias, la curiosidad de los clérigos y de los labriegos. En las colinas, un jinete observaba, indiferente, con un escudo de cuero acorazado. Aceptaba la realidad sin inmutarse; tal vez no se sentía derrotado porque no quería a la doncella. A Auguste alguien le había quitado las fuerzas y el coraje para luchar y rebelarse.

Ella sentía que el amor era demasiado grande pero tenía que ayudarlo a morir para seguir viviendo.(fragmento).

Luján Fraix
---------------------------------------

LA NODRIZA ESCLAVA--------------NOVELA HISTÓRICO FANTÁSTICA.

Un lector de ha marchado, de J.E.King



El viejo se paró a duras penas. Deambuló por su biblioteca enorme, plagada de libros con polvo de años. Los ojeaba como un ducho conocedor mezcla la baraja. Los había con palabras en distintos idiomas.
Pero él, empecinado y con los labios apretados, buscaba un libro preciso que recordaba y pretendía releer. Al menos algunos párrafos. Uno se pregunta, ¿queda hoy alguien que vuelve a leer lo leído?. Él sí. Y también algunos conocidos suyos, de los pocos que ya quedaban y tenían bien en claro que estaban en lista de espera.

Obsesivo, cuando se le metía un tema en la cabeza, iba y buscaba un libro para no dejar flotando una duda. Aunque fueran los tres tomos interminables de la enciclopedia. Tenaz, siempre encontraba lo que había despertado su interés. Pero esa madrugada no. Y sufría por eso. No pensó en dejar ordenado ese cuarto, exaltación de la cultura. Su tiempo se terminaba. Él lo sabía. Solamente sentía que le quedaba pendiente buscar esa pieza, que no era inhallable, para ponerle punto final a su rompecabezas.

Al día siguiente, alguien comentó que había dejado este mundo con un libro en su regazo. Había muerto un lector. Nadie supo que antes de exhalar su último suspiro, su mirada se fundió con las pequeñas letras de un antiguo poema escrito en una servilleta nunca olvidada que la contratapa protegió de ojos indiscretos.

Cuántas ilusiones resumidas en íntimas palabras sobre un papel medio arrugado que allá lejos y hace tiempo había sido premiado con mil besos de amor.

J.E.King


sábado, 3 de junio de 2017

La belleza del mundo, de Héctor Tizón






"Se mantuvo en silencio,
y de pronto pareció que una nube tormentosa
le cubría la mirada,
como cuando uno trata de recordar algo remotamente olvidado,
pero se sentía feliz,
y sin embargo, más temprano
o más tarde, pronto,
llovería sobre su corazón".
(fragmento)



Un apicultor veinteañero se enamora de la adolescente Laura y al poco tiempo los jóvenes se casan. Él es solitario y taciturno; ella, risueña e inquieta, a veces llorosa, como atravesada por un ansia de algo más. Pasa el tiempo. Y un acontecimiento que el apicultor no ha podido prever lo arroja fuera del hogar natal, es un peregrinaje que durará veinte años.

....................


Si toda la vida es un viaje, todo viaje es una Odisea. Pero mientras la épica homérica canta las aventuras de un héroe, Ulises, en las que participan los dioses, "La belleza del mundo" relata los minúsculos avatares de un hombre sin nombre que se encuentra, como todos, arrojado a un paisaje vacío en donde el único consuelo lo ofrecen la naturaleza y la memoria.

....................


El estilo esencial, el tono lacónico y una escritura que parece respirar con el ritmo mismo de las cosas son algunos de los valores por los cuales la crítica reconoce en Héctor Tizón a uno de los mejores escritores de lengua española.

***


"-No debes querer tanto a ese perro. Es sólo un perro, ya viejo para ser perro, y morirá pronto.
-No debemos querer a nadie que deba morir pronto?-preguntó él, que, como es natural, era todavía un niño.-
-No-dijo ella. Y agregó lo que después no podría olvidar.-El tiempo nos quita todo y cuando más amamos, más perdemos."
(fragmento)

H. Tizón

viernes, 2 de junio de 2017

Personajes de novela: Letizia


Carri Ángel


 A Letizia le gustaban los hombres niños, indefensos y carentes de afecto que despertaban en su alma sus más inaudibles suspiros. Sin embargo, sabía muy bien controlar sus impulsos y esperar el momento adecuado para abandonar la castidad sin enterrarse en la culpa. La sabiduría del cuerpo le decía que el alma podía amar a todos y cada uno de los seres terrenales que eran objeto de su merecida pasión. Tiempo era lo que sobraba para cavilar sobre el futuro que Manuela, por los diálogos fantasmagóricos, ya conocía...(fragmento)

............................................................................................


Letizia, hija de Manuela, acostumbrada a vivir entre rejas porque su madre, que no pudo crecer, la llenaba de miedos, se estaba enamorando...
Sentía, en realidad, que el amor la iba a liberar o simplemente quería huir de su casa. Lo que no sabía Letizia era que ese sentimiento la iba derrotar, porque era tarde para negar la realidad.

AMAZON




miércoles, 31 de mayo de 2017

Novela literaria o novela comercial




Una de los propósitos de la literatura es entretener. Y la rama que más se ocupa de ese propósito es la que se conoce como literatura comercial o de entretenimiento. Hacen parte de ella una multitud de géneros y subgéneros entre los que encontramos los relatos policiales, el romance, la ciencia ficción, la fantasía, el terror...
La literatura general o clásica también entretiene, pero no es su objetivo más importante. Su propósito principal es retratar artísticamente la condición humana e indagar acerca de ella, en sus diferentes tiempos y espacios. Muchas veces sacrifica el entretenimiento en aras de explorar aspectos profundos del ser humano y de exponer una visión determinada del mismo y su sociedad, dando un placer más artístico e intelectual a sus lectores.
Este tipo de lecturas hoy en día no tiene su lugar, no es valorada como se merece por ser un género tal vez demasiado denso, profundo, "difícil de leer".
Tampoco se puede decir que la literatura de entretenimiento no indague sobre la condición humana ni la retrate artísticamente. Al tratar sobre seres humanos inevitablemente lo hace (incluso si narra historias sobre seres de otra especie, como en la fantasía o la ciencia ficción), pero en un grado mucho menor.
Yo siempre digo que los lectores han cambiado porque necesitan un libro que los entretenga en vez de hacerlos pensar y me parece perfecto. Atrás quedaron los grandes maestros como Borges, Kafka, Vargas Llosa, Albert Camus, Hermann Hesse, E. Hemingway, Graham Greene... y tantos otros escritores que dejaron huella.
 Lo bueno sería que cada uno tuviera su espacio... y sus lectores.

domingo, 28 de mayo de 2017

Hace 50 años aparecía en Buenos Aires la obra de Gabo: "Cien años de soledad"



Sara Facio-fotógrafa argentina-

Todo el talento y una alta dosis de realismo mágico fueron los ingredientes que usó GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ para escribir CIEN AÑOS DE SOLEDAD, una de las principales obras de la literatura universal, que cumple 50 años de su primera edición.

Fiel a ese estilo de fantasía y realidad que impregnó las obras que le otorgaron EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA EN 1982, el escritor colombiano se encargó de rodear de anécdotas la etapa previa a la publicación del libro por parte de la editorial argentina SUDAMERICANA, que terminó de imprimirlo el 30 de mayo de 1967.

Problemas económicos, aislamiento en el estudio de su casa de México donde escribió el libro y tristeza infinita por la muerte de los protagonistas de la obra fueron relatados por GABO a amigos y en escritos periodísticos.


El genial escritor admitió que en un comienzo no llegó a imaginar que su obra más célebre llegase a tener tal importancia. "Pensar que un millón de personas pudieran leer algo escrito en la soledad de mi cuarto, con 28 letras del alfabeto y dos dedos como todo arsenal, parecería a todas luces una locura", confesó el literato en Cartagena de Indias en 2007. La idea de relatar las historias alucinantes de la familia BUENDÍA en la mítica  MACONDO empezó a rodar en su cabeza mucho antes de 1967 a raíz de los relatos que le contaba su abuela TRANQUILINA IGUARÁN cuando era niño. Pero ese párrafo inicial de "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía habría de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo" se le apareció de repente y no pudo parar de escribir durante 18 meses. En un artículo que publicó en 2002 en la revista colombiana "Cambio", G.Márquez dijo que la idea de iniciar la obra le llegó de repente a comienzos de 1965 mientras conducía su automóvil en un paseo familiar a Acapulco.
"Me sentí fulminado por un cataclismo del alma tan intenso y desgarrador que apenas si logré eludir una vaca que se atravesó en la carretera", escribió Gabo, tras recordar que desde ese momento no tuvo sosiego.

La anécdota ya la había narrado en 1982 en EL OLOR DE LA GUAYABA, un libro de conversaciones con su amigo Plinio Apuleyo Mendoza, en el que relató que el afán por sentarse a escribir el primer párrafo era tan grande que dio vuelta en la carretera para regresar a Ciudad de México.

Consciente de que no podía enclaustrarse varios meses para escribir sin ganar el sustento diario como periodista o guionista de cine, Gabo le pidió un préstamo al también escritor colombiano Ivaro Mutis. El dinero quedó en manos de su esposa Mercedes, quien tuvo que recortar al máximo los gastos y rogar al dueño de la casa un plazo prudente para pagar el alquiler.

"Lo que podía ser motivo de otro libro mejor, sería cómo sobrevivimos Mercedes y yo, con nuestros hijos, durante ese tiempo en que no gané ningún centavo por ninguna parte. Ni siquiera sé cómo hizo Mercedes durante esos meses para que no faltara ni un día la comida en la casa", recordó el escritor en 2002. Terminada la obra, la pareja salió al correo para enviar el borrador a Buenos Aires pero se encontró con un tropiezo; el dinero no alcanzaba para pagar el flete. La solución de urgencia fue enviar la mitad para ver después cómo conseguir dinero para el otro envío.

"Sólo después caímos en la cuenta de que no habíamos mandado la mitad sino la última parte. Pero antes de que consiguiéramos el dinero para mandarla, ya Paco Porrúa, nuestro hombre en la editorial Sudamericana, ansioso de leer la primera mitad del libro, nos anticipó el dinero para que pudiéramos enviarla", dijo el escritor, quien falleció en 2014.

La primera edición del libro de 471 páginas se agotó en tres semanas. Se vendieron 8.000 ejemplares y la editorial tuvo que preparar rápidamente la segunda edición, según narró el escritor Eligio García Márquez, hermano de Gabo en TRAS LAS CLAVES DE MELQUIADES.

Ahí llegó CIEN AÑOS DE SOLEDAD a la cúspide de las letras castellanas.

La Capital
--------------


sábado, 27 de mayo de 2017

Personajes de novela: Isabel Law



Abidin Dino
Isabel Law era una mujer que dedicó su vida a la familia Tudor; hija de labriegos, desde muy jovencita trabajó para el rey.
Ella luchó por sacar a la intemperie sus miedos ante la Inquisición y vio de cerca cada sacrificio. Sabía que la muerte la buscaba porque pecaba, a pesar de que cantaba en los templos y llevaba una cruz sobre su pecho, en épocas en que el gobierno tenía problemas con la Iglesia Romana, en el reinado de Eduardo Vl y el calvinismo o de Isabel l y el  anglicanismo.
Isabel sabía que las ciencias, la magia o algún experimento alquímico podían costarle la vida pero estaba en continuo enlace con las brujas y las estacas. Traía a Hampton Court a todo tipo de videntes y se embriagaba con las oraciones de la Biblia; sin embargo, tenía miedo a los acontecimientos imprevistos que acarreaba el siglo XVl con verdugos, herejes, diablos y santos que se “coronaban” frente a ella con sus vestiduras púrpuras.
Isabel Law fue esclava, pecadora, nodriza-madre, y asesina pero lo hizo en defensa propia por eso no hubo censura.
En muchas ocasiones, ella veía esqueletos en el armazón de la rueda, decapitados, muertes en la hoguera, libertinaje sexual en la corte, hombres con capucha y destral. No hablaba de las tumbas escondidas, del foso cubierto de cadáveres, de los ancianos vaciados del viernes Santo, de los encorvados y dementes. 
Esos seres la amarraban a una cárcel en llamas para evocar el sacrificio de Juana de Arco, la santa guerrera, y saciar el hambre de ser patriota y defender los ideales. Cuando la "muerte negra" azotó las viejas murallas, y tras la muerte de Isabel I en 1603, la nodriza, muy anciana, escuchó un silencio de sepulcro que la dejó ciega y sorda. Todas las personas que la quisieron o que la odiaron, los fantasmas, los enanos y deformes, los labriegos y artesanos de la aldea... habían desaparecido.
       Aquella ausencia de carruajes, de risas infantiles, de copos de nieve y querubines, del rey y sus borlas doradas, de los escribientes y las gitanas… la dejó inerme, contra una pared de formas inquietantes pero sin voces.
El mutismo lleno de memoria le recordaba la soledad y la quietud era una mortaja de condenado. Nunca creyó que iba a tener que vivir sin ellos.
In Pace.




Fragmento de mi novela----------------------LA NODRIZA ESCLAVA (Histórico-fantástica)


jueves, 25 de mayo de 2017

¡Deje una!




Philip Alexius

A Alberto (mi papá)



La tía Felicitas tenía un loro en el patio que siempre tomaba fresco arriba de un bastoncito especial para él.
Las rosas traían fragancias dulces hacia la galería donde la tía cosía ropa para los niños pobres que iban a pedir ayuda a la iglesia. El patio era grande con plantas de pomelo, jazmines… y estaba rodeado por tapiales de ladrillos que lo separaban de la calle por la que pasaban los vendedores ambulantes.
Felicitas vivía sola en la casa antigua junto a sus recuerdos, a enredaderas que trepaban las paredes, a los muebles de principios de 1900… y con Pedro: el loro.

A la tarde, pasaba el vendedor de bolsas de marlos.
-¡Marlero… marlos!- gritaba el hombre.
-¡Deje una!- decía la tía Felicitas desde la cocina o desde el corredor cuando estaba remendando medias.
Todos los días ocurría lo mismo…
Una mañana, vinieron a visitarla Gertrudis y Flora, sus dos hermanas, para invitarla a pasar unos días en Córdoba.

La tía Felicitas no quería ir, estaba grande, tenía que coser guardapolvos y algún trajecito de comunión. El padre Rino le había dejado la sotana para que le levantara el ruedo que se le había roto cuando daba la misa, hecho que provocó que se cayera al piso en medio de la gente.
-¡No, no puedo ir…!. Tengo muchas ocupaciones: recoger la caridad, visitar el hospital y entregar la ropa en la villa.
-Pero Feli… estás todo el año trabajando, mereces un descanso. No seas tonta el aire de las sierras es bueno, después te vas a sentir más fuerte para seguir con tus labores.
-Está bien- dijo la tía.

Felicitas preparó la valija grande del abuelo Roque que estaba muy vieja y olía a naftalina. En el fondo, la fotografía de la abuela Esperanza mostraba la nariz enorme del bebé que tenía en brazos: el tío Fortunato, más feo que un fantasma. ¡Pobrecito!.
Felicitas ordenó los vestidos con margaritas y violetas, sus preferidos, el gorro para el sol, las sandalias y la blusa con floripones.
A las cinco de la tarde, la vinieron a buscar. Dejó a Pedro al cuidado de la vecina que le iba a dar de comer y lo iba a vigilar de vez en cuando.

El loro, solo, estaba medio triste pero hablaba sin parar.
Por la tarde, pasó el marlero como de costumbre.
-¡Marlero… marlos!
La tía Felicitas no estaba para contestar, entonces Pedro con la voz rasposa dijo:
-¡Deje una!.
Así transcurrieron las semanas…

Felicitas ya estaba por regresar. El viaje la había despejado y ahora parecía una joven de veinte años: rosada, alegre y bulliciosa.
A la habitación llevó la valija y luego fue al patio a saludar al loro; en realidad, lo había extrañado un montón porque era como un hijo para ella. Lo encontró gordo y contento, con las plumas brillantes; subía y bajaba del tejido y decía:
-La tía, deje una, la tía…
Felicitas se fue a dormir.
Al día siguiente, cuando fue a buscar un pomelo para el desayuno, vio al fondo contra el tapial una pila de bolsas de marlos. Se extrañó… ¿Por qué estaban allí esas bolsas amontonadas?. Volvió a la cocina y escuchó que Pedro decía:
-¡Deje una, deje una…!.

Cuento infantil-juvenil---------------  Luján Fraix

Del libro "Los duendes de la casa dulce"





miércoles, 24 de mayo de 2017

Las mejores obras de la literatura latinoamericana






Una lista de las 10 mejores obras de la literatura latinoamericana
del siglo
preparada por Julio Ortega
quien preside la Cátedra de Estudios Hispánicos
en la Universidad estadounidense de Brown incluye a:



RAYUELA,
de Julio Cortázar.

LA MUERTE DE ARTEMIO CRUZ,
de Carlos Fuentes.

CIEN AÑOS DE SOLEDAD,
de Gabriel G. Márquez.

LAS MEMORIAS DE MAMÁ BLANCA,
de Teresa de la Parra.

PEDRO PÁRAMO,
de Juan Rulfo.

LOS RÍOS PROFUNDOS,
de José María Arguedas.

PARADISO,
de José Lezama Lima.

EL OBSCENO PÁJARO DE LA NOCHE,
de José Donoso.

LA VIDA EXAGERADA DE MARTÍN ROMAÑA,
de Alfredo Bryce Echenique.

EL CUARTO MUNDO,
de Diamela Eltit.




martes, 23 de mayo de 2017

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde




1890 es un año clave en la vida de OSCAR WILDE (1854-1900).

A partir de la publicación de EL RETRATO DE DORIAN GRAY en la revista "Lippincott´s  Monthly Magazine", éxito y escándalo irán indisolublemente unidos a su nombre.

De todas sus obras, "El retrato de Dorian Gray" es especialmente significativo, ya que Wilde no mostró demasiada inclinación por la novela; prefería el relato corto o la comedia, donde su epigramático talento se encontraba más cómodo.

El tema de esta obra es atractivo, y se comprende perfectamente que el autor lo utilizara para ilustrar su esteticismo decadente. El protagonista, un joven bello,sensible vive su eterna juventud en busca de sensaciones cada vez más intensas que lo llevarán al vicio y al crimen. La atmósfera del relato resulta sugerente y adecuada; los diálogos, limpios y agudos, a menudo le dan una gran agilidad a la narración.


 La historia de Dorian Gray, que vende su alma al diablo a cambio de su eterna juventud, tiene connotaciones muy especiales, ya que a través de ella el autor formula una inquietante serie de observaciones morales y filosóficas.

Por ello el mensaje hedonista de Wilde, que en su tiempo se vio enturbiado por los prejuicios de una sociedad mojigata, hoy es mirado de otra forma.

El hedonismo es una doctrina de la filosofía que considera al placer
como finalidad o el objetivo de la vida.
Los hedonistas, por lo tanto,
viven para disfrutar de los placeres, intentando evitar el dolor.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...