Translate

Lo más visitado

domingo, 23 de julio de 2017

El silencioso grito de Manuela (I cap, segunda parte)



Carl Vilhelm Holsøe


Los esposos eligieron la Costa del Sol para ir de luna de miel por sus características mediterráneas. La región se dividía en dos sectores: el occidental, desde Málaga hasta Estepona y el oriental, que se hallaba entre Málaga y Nerja. Existían kilómetros de playas y de vegetación exótica cerca de puerto Banús, de Marbella, de la Benlamádena o Torremolinos.
Justamente en ese año la Costa del Sol se había transformado en zona turística, con los mejores campos de golf de toda España.

Manuela y Julián recorrieron los “Pueblos Blancos” que se asentaban en las montañas o sobre las colinas con su típica arquitectura morisca.
En el restaurante “La Reja” cenaron: gazpacho, paella, frituras de pescado, jamones serranos, ternerita a la Sevillana… rodeados de un ambiente de maquillajes vivos por la emoción de la presencia de esos enamorados. Había quienes cantaban o bailaban sin esperar el aplauso como en una secuencia de cine mudo. Ambos concentraban el sentimiento en el goce de lo impredecible, con el lenguaje ajeno de malicia pero distante de la auténtica unión.

Ese viaje fue muy sugestivo e inolvidable para los dos aunque Manuela se descompensaba, a menudo, por el cansancio y el calor; es que era una persona débil que le gustaba sólo la tranquilidad de su hogar y allí, en ese reducido mundo de cuatro paredes, ella encontraba la paz y la felicidad. No necesitaba ir a buscarla afuera porque para Manuela era perder el tiempo; el vacío se profundizaba y la soledad interior interpretaba personajes dentro de su espejo. Ese hueco, impensado para muchos y no comprendido para otros, no se rellenaba con nada.
A Julián, algo soberbio, le fascinaban los itinerarios de leyenda cuando los caminos y las paredes amuralladas tenían historias escritas por algunos turistas guerreros que no sabían de la quietud de los fondos, sólo del frenesí de la conquista. La pasión y la curiosidad, a veces, lo desviaban de los placeres del amor.

Manuela y Julián no pensaban lo mismo pero se querían con un extraño disfrute de años acumulados, como viejecitos a media luz, sin estridencias pero con algunos mandatos que delineaba ese caballero con gobierno propio.



La casa en Barbastro los recibió abiertamente, después de la boda, con los canteros floridos y sus balcones de hierro forjado; el alero culminaba en un volado labrado en madera que combinaba piedras y tejas en esquinilla: un arte que había recibido la influencia catalana.
-¡Qué es esto!-dijo Julián enojado por los arreglos exteriores que delataban su fortuna. Reconoció que no era él, educado en un colegio para monjes y entregado después a una vida mundana, quien debía responder con improperios.

Las habitaciones olían a café suavizado con leche, bizcochos y “sabaos” o masas dulces como simulacros vivientes de un jolgorio pintado por una mano conocida. Los sillones estaban cubiertos con tafetanes y galones de oro que contrastaban con el albo ropaje de Manuela. (Fragmento)

Luján Fraix

sábado, 22 de julio de 2017

La casa de Jane Austen





El pueblo se encuentra dentro del Parque Nacional South Downs y se ha transformado en un lugar famoso y concurrido porque allí se halla la casa de Jane Austen en la que vivió los últimos ocho años de su vida.


La vivienda de la famosa escritora "Casa Chawton" (Inglaterra) es en la actualidad museo y la visitan 30.000 personas al año.


Ella la habitó desde 1809 hasta 1817 junto a su madre y su hermana Cassandra. Escribió durante ese tiempo cuatro novelas.




Entre los elementos del mobiliario se encuentran: el piano Clementi (1810) y un Hepplewhite oficina de estantería que contiene varias de sus obras; además de dormitorio, cocina, jardín y hasta el horno de leña situado fuera de la casa o el carruaje en el que Jane y Cassandra solían desplazarse.


Entre sus actividades realizaba reuniones y era el "alma" de la familia, inventaba historias y organizaba juegos mientras tocaba canciones en el piano. En la casa se alojaban muchos de sus familiares que venían a pasar unos días como primos, tíos, etc.


Un día en la vida de Jane Austen en Chawton podía incluir comidas en reunión, largas caminatas y coser a la tarde.
Sin duda, una escritora inolvidable, con una vida única y mágica como sus libros.




miércoles, 19 de julio de 2017

Diario de Pablo Neruda: Matilde Urrutia, mi mujer





Mi mujer es provinciana como yo. Nació en una ciudad del Sur, Chillán, famosa en lo feliz por su cerámica campesina y en la desdicha por sus terribles terremotos. Al hablar de ella le he dicho todo en mis "Cien poemas de amor..."

Matilde, nombre de planta o piedra o vino,
de lo que nace de la tierra y dura,
palabra en cuyo crecimiento amanece,
en cuyo estío estalla la luz de los limones...

Tal vez estos versos definen lo que ella significa para mí. La tierra y la vida nos reunieron.

Aunque esto no interesa a nadie, somos felices. Dividimos nuestro tiempo común en largas permanencias en la solitaria casa de Chile. No en verano, porque el litoral reseco por el sol se muestra entonces amarillo y desértico. Si en invierno, cuando en extraña floración se viste con las lluvias y el frío, de verde y amarillo, de azul y púrpura. Algunas veces subimos del salvaje y solitario océano en la nerviosa ciudad de Santiago, en la que juntos padecemos con la complicada existencia de los demás.

Matilde canta con voz poderosa mis canciones. Yo le dedico cuanto escribo y cuanto tengo. No es mucho, pero ella está contenta. Ahora la diviso cómo entierra los zapatos minúsculos en el barro del jardín y luego también entierra sus minúsculas manos en la profundidad de la planta. De la tierra, con los pies y manos y ojos y voz, trajo para mí todas las raíces, todas las flores, todos los frutos fragantes de la dicha.


martes, 18 de julio de 2017

4to Premio Literario Amazon (Indie)




¡Amazon KDP va a Argentina! 
Nuestro 4.º Premio Literario Amazon 
abre sus inscripciones del 1 de julio al 31 de agosto,
 y nos encantaría contar con tu participación. 
Con este motivo, celebraremos un taller para hablar acerca del proceso de autopublicación y recomendaciones de marketing para autores independientes.

Evento: Taller Premio Literario Amazon 2017.
Lugar: Hotel InterContinental - Salón Picasso, Buenos Aires.
Día y hora: Jueves 20 de julio, de 4:30 a 6:30 p.m.

----------------------------------------------------------------

He recibido este e-mail y estoy considerando la posibilidad de participar. No he tenido mucha suerte desde que subí algunos libros en esa plataforma pero lo considero una posibilidad más. Yo nunca me quedo quieta y he decidido seguir luchando... Todo me ha costado mucho y más desde Argentina.

Es por eso que me alegra que ahora los autores Argentinos tengan más oportunidades en ese sentido. Yo sé que Amazon es negocio pero yo busco reconocimiento, que me lean, estímulos a mi escritura (no quiero llamarlo trabajo) porque para mí es dicha, felicidad... Si después gano algo de dinero bienvenido sea pero no es mi prioridad.

En este enlace encontrarán las bases para poder participar, el año pasado creo que una escritora argentina llegó a ser finalista y eso te da más visibilidad y te coloca en mejor lugar dentro de la tienda de Amazon. Aparte de que te llevas el premio más importante para mí, el reconocimiento.



domingo, 16 de julio de 2017

¿Para qué escribo?


Duy Huynh
                       
                             Quiero    dormir. Estoy esperando la lluvia...
A veces, se detienen las horas en la incasable búsqueda de un sueño. Se agota el alma de tanto creer en imposibles. 

¿Por qué cuesta tanto caminar?

El tiempo se confunde con la distancia y las horas son esferas que giran en el cosmos llevándose la risa.

Está nevando en algún lugar y la magia de la palabra se transforma en sueño inalcanzable.

¿Para qué escribo tanto? ¿Para quién?

Horas, días, años... eternidad...



Luján Fraix-2017

sábado, 15 de julio de 2017

El silencioso grito de Manuela (cap I, primera parte)




Carl Vilhelm Holsøe



I




En la comunidad autónoma de Aragón, al norte de España, junto a los Pirineos, en la provincia de Huesca, se hallaba Barbastro, la capital de la comarca de Somontano, en una ciudad que guardaba tesoros en medio de las montañas. Cada calle pedregosa mostraba la tortuosa vida de los habitantes, entre anticuarios y artistas, que estaban dispuestos a fingir y a esconder sus retorcidas ideas.

En la iglesia de San Francisco, templo original del siglo XVI, se casaron en el año 1960, Manuela y Julián Costa Río en una ceremonia sobria y sin la presencia de demasiados familiares porque a ella no le interesaban los escenarios ni el glamour de los atuendos y menos la hipocresía que demostraban algunos que decían ser sus amigos. Podían concurrir a la boda viñadores, vendedores de madera, toneleros, posaderos y gente de alta sociedad; Manuela no los veía porque su preocupación no eran los intereses terrenales.

El edificio reproducía los portales propios de su folklore en los muros utilizando ladrillos rojos y en las galerías arquillos de medio punto que culminaban con un vértice o esquina original de la arquitectura histórica. Era una visión especial de siglos marcados por el genio y la sabiduría de grandes cultores del arte. La luz llegaba a una especie de antro donde los novios se entregaban a la gloria del campanario.

Manuela era una mujer sumisa y agradable, demasiado dadivosa y consagrada a los rezos como resultado de su estructurada educación religiosa. Julián se dedicaba al comercio de automóviles en un negocio que tenía ubicado frente al palacio de Argensola. Él era ambicioso y le gustaba demostrar más de lo que poseía pero puertas adentro porque envolvía con un velo su casa de picaporte herrumbrado para ocultar sus finos muebles, los trajes caros que nunca usaba y las joyas que le regalaba a Manuela. Ella no sabía ni quería lucirlas pero las admiraba acariciándolas dentro de la caja de música de su madre. Daba la imagen de una mujer poco elegante y tímida ocupada en reparar sus medias y remendar el guardarropa. (fragmento)

--Luján Fraix


Sentido y sensibilidad, de Jane Austen



"Sentido y Sensibilidad"
Novela de Jane Austen publicada en 1811.


Elianor y Marianne,
las dos hermanas protagonistas de esta novela,
experimentan y viven el amor de una manera
radicalmente opuesta.


Mientras la primera actúa dominada por la prudencia,
en la segunda prima la pasión.

Cada una de ellas tiene un modo diferente de enfrentarse a la vida:
Elianor lo hace con seriedad y decoro
mientras que Marianne da rienda suelta a sus emociones.


La vida de ambas hermanas cambiará con una repentina
invitación a Londres,
donde tendrán sorpresas que les enseñarán
algunas lecciones que jamás podrán olvidar.


Pero más allá de esta historia de amor,
nos encontramos con un realista y maravilloso retrato
del mundo que vivió la autora.


La descripción del ambiente de la nobleza y de la burguesía rurales
de la Inglaterra de fines del siglo XVIII,
junto al refinamiento, la ironía, la delicadeza y la excelente pintura
del alma y los sentimientos de los personajes...


convirtieron a Jane Austen en uno de los clásicos de la literatura inglesa,
que hoy ha recobrado plena vigencia.


Se hicieron innumerables versiones para cine
y televisión.
Esta última es el film de 1995
de Ang Lee
con Emma Thompson.

viernes, 14 de julio de 2017

Recordando a Franz Kafka







En la ciudad de Praga se alza una estatua particular. En ella, un traje vacío lleva sobre los hombros al escritor FRANZ KAFKA. Creada por Jaroslav Rona tras ganar un concurso entre los más prestigiosos artistas checos para realizar el memorial del emblemático escritor.

La obra tiene dos interpretaciones: una explica que la imagen hace referencia a una novela en la que el autor se describe "cabalgando" por Praga sobre los hombros de un hombre; la segunda más vinculada a su vida personal cuenta que el traje vacío representa al padre de Franz Kafka, con quien el escritor tuvo una relación conflictiva.

jueves, 13 de julio de 2017

Agua, de Gonzalo Lauda






"El agua es movimiento, renacimiento y contemplación. Cuando veo los cambios y transformaciones constantes del mar, dependiendo del día o del clima, me da tranquilidad, dice el fotógrafo Gonzalo Lauda.

Este artista que se formó con Pedro Raota y Eduardo Gil, entre otros, y que ha hecho exposiciones en diferentes museos del país (Argentina) presenta su libro AGUA, una serie de fotografías que se sumergen en la serenidad y el abismo que surge de observar el mar.





Playa Manantiales, Uruguay


Su libro se basa en su propia búsqueda personal,
en relación con el conocimiento de uno mismo.


Es una investigación sobre el paisaje en sus diferentes viajes
por Latinoamérica
y cómo esos lugares únicos nos humanizan
al contemplarlos.

Punta Piedras, Uruguay


"Mi mensaje es que muchas veces pasamos por los lugares
sin observarlos,
sin prestar atención,

Golfo Nuevo, Puerto Pirámides, Argentina


y nos parecen más de lo mismo:
arena, mar, playas...
pero cuando uno se detiene a mirarlos con atención
encuentra magia.
En esos momentos encuentro el mensaje, 
conectar con la naturaleza y poder contemplarla," concluye el artista.

Lago Nahuel Huapi, Argentina



Es un buen ejercicio para las vacaciones,
mirar con otros ojos los paisajes que pasan a nuestro lado.


***

martes, 11 de julio de 2017

La separación



Eduard Charlemont 



               “La tendieron en el ataúd negro envuelta en el sudario
              blanco. Estaba muy bella, aunque tuviera los ojos cerrados.

                                                   Hans Christian Andersen








  En los largos días en que la niña navegó en su cuna alba, la abuela rezaba. Su cara tenía el color de las fotos antiguas, el gris opaco y el polvo del tiempo a sus pies. En su andar recorría cajones, vitrinas, roperos… y destejía abrigos en la soledad contando los segundos de llanto y de espera. Su vista se empañaba porque temía el adiós.

De lejos, la luna miraba la calle donde Julia daría los primeros pasos, la muñeca junto con el perro, el oso Felipe… y la abuela. Abandonada en su hamaca, dormitaba. Lo sufría todo con paciencia; dejaba los años y la mitad de su energía para dedicarse a ella.

Se abría la puerta y entraba el médico… ¡Tanta lentitud y precauciones!. La temperatura aumentaba y ella se agitaba porque estaba atrapada.
Concepción Ruiz no la dejaba sola ni de día ni de noche; palpitaba sus últimos latidos y vigilaba las medicinas a las horas exactas. Tenía los ojos transparentes y el alma dibujada; sostenía un rosario de nácar que estaba unido a su cuerpo.

Concepción pensaba que iba a morir si se alejaba de ella; hubiera preferido verla enferma toda una vida antes de soportar su ausencia. Si su corazón sangraba tenía una razón para seguir. Soportaba el dolor y escondía sus gritos mientras pasaban las jornadas.
Julia ya no lloraba; la anciana se cubría de ceniza pero estaba allí para adivinar su sed y leer un cuento de hadas. Revolvía el baúl y sacaba ovillos pero necesitaba tiempo para fabricar camperitas rosa, disfraces y títeres. Su nieta llenaba los huecos que dejaba la lucha.

“Siempre estaré unida a ti”, pensaba.
A Concepción Díaz le daba miedo salvarse porque tenía demasiado camino recorrido; hubiera querido darle su vida a la pequeña Julia. Dios le encargaba una misión que debía cumplir.
En el silencio caían sus palabras cuando negaba el presente mientras cantaba bajito en la penumbra del anochecer poblado de sombras chinescas. En ese abismo de ojos cerrados, Julia transpiraba sus lágrimas mientras sentía brazos que la acunaban y ceniza en su cuerpo.
La realidad era la separación.
“¿La abuela dónde está?

La niña buscaba la mano de Concepción como si fuera grande aunque no comprendía; intentaba encontrar su propio milagro porque ya amaba, pero era prisionera.
Concepción se había dormido…
De repente, escuchó un gemido muy fuerte, atropelló la silla y fue junto a la cama; su nieta ya no respiraba. Retrocedió. Aparecieron en su memoria imágenes fugaces, balbuceó…, suspiró profundamente y cayó como por un barranco.

La abuela caminó descalza por el túnel; había aroma a pino y a menta. Buscó a Julia desesperada… Tenía las manos vacías porque su rosario había quedado en la cabecera de la cuna alba.

La niña, inexplicablemente, comenzó a llorar.

Luján Fraix

* DIPLOMA DE HONOR------------Concurso Icthios (Mendoza, Argentina)
*3era MENCIÓN en narrativa--------Espaciarte 2003-Diploma y Medalla.


lunes, 10 de julio de 2017

Diario de Pablo Neruda: el nacimiento del poeta



"Comenzaré por decir, sobre los días y años de mi infancia,
que mi único personaje inolvidable fue la lluvia.
La gran lluvia austral que cae como una catarata del Polo,
desde los cielos del Cabo de Hornos,
hasta la frontera.
En esta frontera nací a la vida,
a la tierra,
a la poesía y a la lluvia...


Por mucho que he caminado me parece que se ha perdido
ese arte de llover que se ejercía como un poder terrible y sutil
en mi Araucanía natal.
Llovía meses enteros.
La lluvia caía en hilos como largas agujas de vidrio
que se rompían en los techos,
o llegaban en olas transparentes contra las ventanas,
y cada casa era una nave
que difícilmente llegaba a puerto
en aquel océano de invierno...


Por las veredas, pisando en una piedra y en otra,
contra frío y lluvia,
andábamos hacia el colegio.
Los paraguas se los llevaba el viento.
Los impermeables eran caros, los guantes no me gustaban,
los zapatos se empapaban.
Siempre recordaré los calcetines mojados
junto al brasero y muchos zapatos echando vapor,
como pequeñas locomotoras...


TEMUCO es una ciudad pionera, de esas ciudades sin pasado,
pero con ferreterías. 
Como los indios no saben leer, las ferreterías ostentan
sus notables emblemas en las calles:
un inmenso serrucho, una olla gigantesca, un candado ciclópeo,
una cuchara antártica.
Más allá, la zapatería, una bota colosal.


***


Mis padres llegaron de Parral, donde yo nací.
Allí, en el centro de Chile, crecen las viñas y abunda el vino.
Sin que yo lo recuerde, sin saber que la miré con mis ojos,
murió mi madre doña Rosa Basoaldo.
Yo nací el 12 de julio de 1904
y un mes después, en agosto,
agotada por la tuberculosis, mi madre ya no existía...


Mi padre se llamaba simplemente José del Carmen.
Salió muy joven de las tierras paternas y trabajó de obrero
en los diques del puerto de Talcahuano, terninando como ferroviario en Temuco.

...Aunque murió hace tantos años
por allí debe andar mi padre
con el poncho lleno de gotas
y la barba color de cuero.

La barba color de cebada
que recorría los ramales,
el corazón del aguacero,
y que alguien se mida conmigo
a tener padre tan errante,
a tener padre tan llovido...


Es difícil dar una idea de una casa como la mía,
casa típica de la frontera, hace sesenta años.
En primer lugar,
los familiares domicilios se intercambiaban.
Por el fondo de los patios los Reyes y los Ortegas,
los Candia y los Mason,
se intercambiaban herramientas o libros,
tortas de cumpleaños, ungüentos para fricciones,
paraguas, mesas y sillas..."


Mi infancia son zapatos mojados, troncos rotos
caídos en la selva, devorados por las lianas
y escarabajos, dulces días sobre la avena,
y la barba dorada de mi padre saliendo
hacia la majestad de los ferrocarriles...

***



sábado, 8 de julio de 2017

Como agua para chocolate, de Laura Esquivel




"Como agua para chocolate"
es la primera novela
de LAURA ESQUIVEL.
Ha sido traducida al francés, italiano
y alemán
y fue también llevada al cine.


Según una inquebrantable tradición familiar,
Tita de la Garza nace predestinada a cuidar a su madre
y a no casarse nunca.
Pero el estricto orden mantenido por mamá Elena
en el rancho familiar...


... será perturbado precisamente por la petición de mano de Tita,
sensual joven dotada de un extraordinario instinto
para la cocina.

Obligada a rechazar a su enamorado,
Tita trasladará su rebeldía a sus platillos,
provocando situaciones anormales
y hasta catastróficas.


Esta
"novela de entregas mensuales, con recetas,
amores y remedios caseros"
ha inspirado la película del mismo título
dirigida por Alfonso Arau.


Fragmento final de la novela

..."Cuando el fósforo que masticaba hacía contacto con la luminosa imagen
que evocaba, el cerillo se escondía.
Poco a poco su visión se fue aclarando hasta que ante sus ojos
apareció nuevamente el túnel.


Ahí,
en la entrada, estaba la luminosa figura de Pedro, esperándola.
Tita no dudó.
Se dejó ir a su encuentro y ambos se fundieron en un largo abrazo
y experimentando nuevamente un clima amoroso
partieron juntos hacia el edén perdido.
Ya nunca más se separarían."


"Todo lo que parece desmesurado en el fondo tiene que ver
con la realidad,
no lo veo como algo mágico:
creo que no invento nada".

Laura Esquivel

jueves, 6 de julio de 2017

Exilio


Gina Femrite

E l sol del domingo despertaba con las campanadas y alegraba los colores de la aldea. La mancha verde de los pastizales aparecía a lo largo de los arroyos y en el fondo de las quebradas.

El marinero se acercó a la borda y miró el mar aceitoso. En el horizonte la niebla espesa y asfixiante se aplastaba sobre el mundo como una inmensa capa de algodón; mientras que sobre las inmóviles olas del océano de piedra, el viento glacial silbaba con furia. En aquella aldea, un cachorro salió por la puerta y atravesó el patio con paso recto y perezoso. Un hombre llamó en voz baja al animal y lo ató con una soga, de una estaca.

El resplandor tibio y sin fuerza iluminaba apenas las cumbres de los valles. En los flancos del caballo se advertía la fatiga de una larga jornada, aquel viaje al puerto.

El desconocido abrió la alforja y rebanó un pan, luego siguió un senderito y penetró en el monte a esperar la venganza.

Luján Fraix-1997

Museo casa natal de Cervantes





Sólo 26 kilómetros de Madrid, la ciudad de Alcalá de Henares, cuna de MIGUEL DE CERVANTES, el "Manco de Lepanto" es el lugar ideal para respirar cultura y arte. La ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1998, cuenta con importantes restos arqueológicos que dan testimonio de la presencia de diferentes pueblos y culturas.

La fundación se remonta a la ciudad celtibera de Ikesancom Kombouoto, sobre la que se levantó Complutum después de la conquista romana, de allí el gentilicio, complutense, que reciben sus habitantes. Con la invasión musulmana, la antigua ciudad fue despoblándose paulatinamente.

A partir de la reconquista de Alcalá de Henares en 1118, el núcleo medieval comenzó a organizarse alrededor del antiguo templo de San Yuste, lugar donde la tradición cuenta que dos pequeños cristianos, llamados Justo y Pastor, fueron martirizados hasta morir a principios del siglo IV.

El rey Alfonso VII de Castilla donó en 1129 las tierras de Alcalá a los arzobispos de Toledo, quienes construyeron un importante castillo, luego palacio, donde vivieron reyes y nobles y nacieron un emperador y una reina. Allí también se celebraron desde cortes y concilios hasta la primera entrevista entre Cristóbal Colón y los Reyes Católicos antes de emprender sus viajes en busca de nuevas tierras.

En 1547, la ciudad de Alcalá de Henares vio nacer a MIGUEL DE CERVANTES, autor de "El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha", y figura máxima de la literatura española. En su homenaje se creó el Instituto Cervantes, con sede en el Antiguo Colegio del Rey, cuya tarea es promocionar y enseñar la lengua española en todo el mundo, difundiendo la cultura de España e Iberoamérica. Desde 1977, se entrega en esta ciudad el premio "Miguel de Cervantes", máximo reconocimiento a la labor de los escritores de lengua española.

Alcalá de Henares es capital literaria por excelencia, allí vivieron además de Cervantes, Francisco de Quevedo, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Tirso de Molina y San Juan de la Cruz, genios del Renacimiento español.


MUSEO CASA NATAL DE CERVANTES



El museo está situado en el inmueble donde nació el escritor, y recrea distintas estancias de una casa de los siglos XVI y XVII mediante una ambientación que tiene como objetivo que el visitante entre en las habitaciones percibiendo la presencia de sus antiguos moradores en el desarrollo de la vida cotidiana.


El museo dedica también dos de sus salas
a la exposición bibliográfica,
que cuenta con algunas ediciones más importantes
de la obra de Cervantes, curiosidades y rarezas bibliográficas.


La casa se levanta en torno de un bello patio de columnas renacentistas,
donde se distribuyen las estancias tradicionales
de una casa española de la época,
con cocina, comedor, sala de labor, estrado de las damas,
dormitorios y sala de aparatos,
entre otras estancias.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...