Translate

martes, 23 de mayo de 2017

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde




1890 es un año clave en la vida de OSCAR WILDE (1854-1900).

A partir de la publicación de EL RETRATO DE DORIAN GRAY en la revista "Lippincott´s  Monthly Magazine", éxito y escándalo irán indisolublemente unidos a su nombre.

De todas sus obras, "El retrato de Dorian Gray" es especialmente significativo, ya que Wilde no mostró demasiada inclinación por la novela; prefería el relato corto o la comedia, donde su epigramático talento se encontraba más cómodo.

El tema de esta obra es atractivo, y se comprende perfectamente que el autor lo utilizara para ilustrar su esteticismo decadente. El protagonista, un joven bello,sensible vive su eterna juventud en busca de sensaciones cada vez más intensas que lo llevarán al vicio y al crimen. La atmósfera del relato resulta sugerente y adecuada; los diálogos, limpios y agudos, a menudo le dan una gran agilidad a la narración.


 La historia de Dorian Gray, que vende su alma al diablo a cambio de su eterna juventud, tiene connotaciones muy especiales, ya que a través de ella el autor formula una inquietante serie de observaciones morales y filosóficas.

Por ello el mensaje hedonista de Wilde, que en su tiempo se vio enturbiado por los prejuicios de una sociedad mojigata, hoy es mirado de otra forma.

El hedonismo es una doctrina de la filosofía que considera al placer
como finalidad o el objetivo de la vida.
Los hedonistas, por lo tanto,
viven para disfrutar de los placeres, intentando evitar el dolor.


domingo, 21 de mayo de 2017

Tú no me conoces...





Federico Bebber




Suelo aislarme cuando me siento incomprendida...
La empatía, ese sentimiento que permite percibir lo que al otro le pasa, muy pocos lo practican y entonces aparecen reproches, quejas y reclamos.  No están preparados para acompañar, para escuchar, para entregar... "En tiempos oscuros nos ayudan quienes han sabido andar en la noche" dijo Sábato.
Sólo quien ha sufrido puede comprender a quien tiene a su lado, ayudarlo a salir adelante, esperarlo... todo el tiempo que sea necesario.
Quien exige no conoce la mirada diferente, quien exige todavía no ha crecido. Le falta camino, su amistad es un invento: ha postergado la posibilidad de aprender.


Luján Fraix-2017

sábado, 20 de mayo de 2017

El poema que Borges nunca escribió...





En noviembre de 1988 la revista "Uno mismo" publicó un poema titulado "Instantes", con la firma de Jorge L. Borges.

Desde ese momento fue fotocopiado  hasta el hartazgo y se convirtió en el texto más famoso del gran escritor. Ironía borgeana, chiste de mal gusto o el más grande de los malentendidos de la literatura argentina; esos versos adoptaron al autor, al estilo de los personajes de Pirandello, desesperadamente solos, huérfanos de alma:


"Si pudiera vivir nuevamente

mi vida, en la próxima trataría

de cometer más errores.

No intentaría ser tan perfecto,

me relajaría más.

Sería más tonto de lo que he sido,

de hecho tomaría muy pocas

cosas con seriedad..."


Así comienza el poema, como una enumeración de pautas de autoayuda, o una confesión final y son éstas las palabras que la gente ha querido escuchar de Borges.

El asunto es que María Kodama decidió iniciar acciones legales contra el director de la revista, quien reconoció el equívoco. Sin embargo, nada alcanzó para enmendar el error: más fotocopias, señaladores, afiches, divulgaron el malentendido por el mundo.

Un diario parisino ha publicado una traducción al francés de "Instantes" convirtiendo a Borges en el centro del  homenaje. 

Muchos se han rendido ante la evidencia de la multitud que asegura que esos versos son del poeta elegido, festejando el plagio como uno de los modos de la celebridad y la bienaventuranza. 



jueves, 18 de mayo de 2017

Personajes de novela: Elizabeth Bennet





JANE AUSTEN utiliza a la muchacha para explicar sus ideas esenciales. 
ELIZABETH BENNET, a pesar de que no se siente capacitada para juzgar a toda una sociedad, resulta un excelente juez de la conducta humana. Su bondad deriva de la capacidad para prever las consecuencias de sus actos; dista mucho de poseer una conducta irreflexiva, sabe examinar sus sentimientos y no vacila en subordinarlos a un bien que la trasciende y del cual depende la armonía del orden social.

No es fría, ama con intensidad; por tanto, su mayor virtud estriba en que no se limita a aceptar las convenciones por falta de sentimientos. Nunca se ilusiona con la posibilidad de que pueda existir otra sociedad mejor en donde las cosas se puedan disponer de otra manera.

A la hora del dolor, no se rasga las vestiduras; la infelicidad no la impulsa a pensar como una romántica y cuando llega la dicha, la acepta como algo natural, merecido. Este difícil equilibrio de su conducta se debe, esencialmente, a que Jane Austen sopesa la verdad con el mayor cuidado en cada línea de la novela, además el tono de claridad y audacia con que expone su pensamiento no la aparta de la intimidad, de la leve confidencia.





CHARLOTTE BRONTË despreció a Jane Austen porque solía representar a todos los hombres y mujeres como si fueran damas y caballeros; otros la acusaron de no haber salido nunca de la sala de estar.

Esas críticas serían válidas si ORGULLO Y PREJUICIO no revelara un nuevo modo de juzgar y una lección moral de indudable trascendencia.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Un silencio que me abrigue...



Anka Zhuravleva



 MarZo...

En otras épocas me preparaba para ir al colegio... no veía la hora de que llegara el momento. Después a los tres o cuatro días ya estaba aburrida pero sabía que ése era mi deber en la vida. Luego vino el secundario y el Terciario y siempre sentí esa responsabilidad. "Ella tiene que estudiar", decía mi mamá cuando mi papá hablaba de enviarme a recorrer sembrados y hacer cuentas matemáticas subida a lo alto del molino de campo.

Cuántos sueños quedaron debajo de aquel sauce y hoy soy una persona que siente que aquella paleta de colores se ha puesto gris como quien viene de recorrer la vida cansada de tanto andar. Atrás quedaron las voces de los seres amados y yo, huérfana, necesito un rumbo para orientar la brújula, dejar de someterme al criterio ajeno, aprender a decir NO y recuperar el orden interior.

Sé que no es fácil, también sé que a estas alturas la paciencia se ha terminado y cuando no hay empatía del otro lado busco un silencio para abrigarme porque en él siento que todavía queda algún abrazo para compartir...



Luján Fraix--------------Marzo 2017


martes, 16 de mayo de 2017

La vocación, una palabra en desuso








LA VOCACIÓN...

Nadie habla de un tema vital para muchos, especialmente para mí. Encuentro guerra de "egos" en las redes sociales disputándose el primer puesto de ventas de libros y me pregunto tantas cosas. Pareciera que en este mundo del ARTE Y DE LAS LETRAS lo más importante es competir...

¿Y LA VOCACIÓN?
¿CONOCEN QUE SE SIENTE
DENTRO DEL SER CUANDO NOS LLEGA SU MENSAJE?.

No sé.

Ella se anima a desafiar nuestra tranquilidad y nos persigue; aunque le demos la espalda, aunque la ignoremos... Nos acompañará siempre hasta el final de nuestra historia.

PARA QUÉ?

Para darnos felicidad. LA VOCACIÓN (así lo decía García Márquez) es algo innato; venimos a esta tierra con esa misión. No tiene que ver con el egoísmo ni la competencia, no destruye sino que engrandece, no es mezquina porque comparte... ES HUMILDE.


"HAY QUE TENER DEMASIADA GRANDEZA
PARA ADMIRAR A OTRO"

decía Ernesto Sábato.



Yo comencé a escribir a los 8 años después de haber leído muchos libros. Escribía cuentos de hadas llenos de errores de ortografía. Más tarde, seguí con mis estudios primarios y secundarios aprendiendo un poco más. Recuerdo que la hermana MARÍA DE LAS NIEVES me decía:

-Tú vas a ser escritora porque usas palabras que otros niños no utilizan. Me imagino que lees mucho?.

Yo sentía que tocaba el cielo cuando me elogiaba así. Cuando terminé el secundario intenté seguir Abogacía pero no logré ingresar a la Universidad porque los cupos eran limitados. Seguí escribiendo poemas de amor frustrados hasta que me decidí por el profesorado de Letras. Recuerdo que llevaba mis cuentos a las clases, pero nadie me los pedía... Era la única que escribía. Todas querían ser profesoras. Finalmente, abandoné por un ataque de pánico y lloré mucho. Eso me sirvió de experiencia aparte de que aprendí mucho sobre gramática, escritores y pintores. Pude desplegar mis argumentos cuando rendí HISTORIA DEL ARTE porque me dieron para analizar pinturas. Fue un éxito y me sentí feliz.

Por esos años empecé a enviar mis cuentos a concursos literarios (no existía internet) pero yo no me sentía conforme, pensaba que me faltaba aprender y fue cuando decidí anotarme en un Taller de Narrativa. Fue tan enriquecedor, aprendí mucho, me relacioné con gente de las letras, publiqué en diarios, revistas, antologías compartidas, recibí premios... Todo impensado para mí, perdí noción del tiempo y sentí que esa VOCACIÓN que tuve desde niña estaba dando grandes pasos. No existían metas, lo importante era el presente: la experiencia. 

Ellas insistieron para que publicara mi primer librito de poemas AMOR VERDADERO (poemas, 2000). No pensé nunca en venderlo, "el libro tiene que circular", decía Susana, mi profesora. Y fue así, que lo utilizaron como material de estudio en los colegios y me abrió puertas para ser jurado de eventos y ganar luego el premio del Museo de la ciudad y del ministerio de Cultura; una plaqueta ubicada en el monumento a LAS MADRES en mi localidad.

Publiqué tres libros más "MOLINOS DE VIENTO" (cuento, 2002), "SEPTIEMBRE" (poemas, 2007) y "EL SILENCIOSO GRITO DE MANUELA" (novela, 2015)  No contenta con ello me anoté para estudiar de Preceptor Literario en el Conservatorio L. de Rosario. El profesor Rossi decía que cuando leía mis poemas le recordaban a Sor Juana Inés de la Cruz.(Oh...querido profesor) Él era fiel custodio del idioma y su curso se basaba en la escritura clásica. Allí aprendí a escribir todo tipo de poema con métricas totalmente desconocidas para mí. 



Por eso digo que se puede ser escritor de muchas formas, todo es relativo: no existen códigos ni reglamentos ni pautas a seguir.Yo fui por el camino del estudio porque me permitió adquirir confianza, seguridad... aunque no venda libros, no me importa. Conozco amigas que recorren ciudades presentando sus libros, que luchan por alcanzar un lugar...

Van Gogh murió sin haber vendido un cuadro
y nadie, hoy, cuestiona su talento.

Cuando LA VOCACIÓN te abraza
no importa dónde puedas llegar, tú sabes cuáles son tus límites y ambiciones,
con qué eres feliz.
Nunca la abandonas pero duele cuando a veces
te subestiman, te encasillan o le quitan mérito a tu manera de manejarte
en el mundo de Las Letras.

Lo mío no es competencia ni negocio.

NO OLVIDAR QUE EL ARTE ES SUBJETIVO.

***

El útimo libro que subí es un ensayo
sobre Historia del Arte que escribí en 2008
para un concurso.


Confieso que no debí subir mis libros a Amazon, no por los escritores que se presentan sino por los lectores; me han desilusionado. No me va mal pero ése no es mi camino; yo escribo a la antigua ( por decirlo de alguna manera).  Lo cierto es que al subirlos a esa plataforma han dejado de ser inéditos entonces no me los aceptan en ningún concurso.



***


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...