Translate

jueves, 22 de junio de 2017

El país del viento, de Sylvia Iparraguirre





La decimocuarta reimpresión de este volumen de cuentos de Sylvia Iparraguirre, editado originalmente en 2003, marca un hecho que se produce de modo habitual en el país sin que se tome registro: la presencia de libros que a partir del famoso "boca a boca" constituyen un pequeño fenómeno de ventas. 

Por fuera de los circuitos de legitimación y publicidad, Iparraguirre, fruto de las legendarias revistas: "El escarabajo de oro" y "El ornitorrinco", ha encontrado en estos relatos el equilibrio justo entre historias que mantienen en tensión al lector y un depurado lenguaje.

Hermanados por el espacio físico en que transcurren, la inmensidad del sur argentino, estos textos dejan percibir ecos de Mark Twain y de Jack London.

En ellos, personajes signados por el vigor físico salen al encuentro de su destino mientras, a su alrededor, la indómita naturaleza exhibe su esplendor helado.

Mineros, presidiarios, colonos, náufragos y buscadores de oro nos traen inevitables remembranzas de épocas en que la literatura aún latía con el ritmo de la vida.



martes, 20 de junio de 2017

Publica y comparte tus textos literarios




Hoy les traigo una propuesta para todos aquellos
que les gusta escribir
además de tener un blog con seguidores.


ME GUSTA ESCRIBIR
es una red social
que te permite subir tus poemas, cuentos, novelas, ensayos...
y que otros escritores
puedan leer, comentar, calificarte con aplausos
y darle otro rumbo a tus escritos.
A mí, personalmente,
me entretiene porque es una comunidad muy activa
donde se puede recibir todo tipo
de opiniones.
No es para vender
pero se puede también subir un libro completo.
Por supuesto que está el principiante
y el que está más comprometido.
Como siempre digo a mí me gusta compartir literatura,
como lo hacía en el taller.
Todos merecemos tener un lugar en el mundo de las Letras,
y para luchar sobra tiempo.


Lo bueno que tiene también es que

Los mejores pueden llegar al editor enmascarado de Penguin Random House

y editar tu libro.





lunes, 19 de junio de 2017

Escribir... por el solo hecho del acto en sí mismo




MARGARITE DURAS hablaba de todo lo que se calla cuando se escribe, del peso de las palabras y del peso de los silencios... ¡Cuántos escritores transitaron el irrepetible momento del miedo a la creación imparable!.

PERO...

¿Quién puede ser responsable de volar en voz alta,
salir de la armadura
y zambullirse en la hoja de papel,
con la sorpresa de vaciarse uno mismo en silencios y palabras,
tomar la fruta inalcanzable,
sentir el perfume más allá del verano, 
corregir la siesta con poesía,
descubrir altares que ningún hombre ha venerado,
buscando la eternidad en cada rastro de tinta?.


Entonces no será LEOPOLDO LUGONES el que renace cada 13 de junio (día del escritor), será CORTÁZAR, junto a HORACIO, asomándose sobre Pont des Arts para esperar a La Maga, será FEDERICO derramando su pasión andaluza, como un gitano legítimo, será el hidalgo con sus duelos y quebrantos, o seremos tú y yo novelando un grito, ensayando una huella, recreando el diálogo entre la boca y el beso, armando los pedazos sueltos, en un goteo interminable de historias y puntos suspendidos.

ESCRIBIR, ESCRIBIR... en un oscuro bar, sobre un papel arrugado e imprevisto, en una pantalla fría, en los márgenes de un viejo cuaderno o sobre la piel conocida.


Escribir, siempre escribir...
con el motor de la pasión,
POR EL SOLO HECHO DEL ACTO EN SÍ MISMO.

Escribir...
mi refugio es la palabra escrita,
estallando en la desmesura de mis propios gritos y silencios.

P. Bottale





Bienvenido invierno!!!

sábado, 17 de junio de 2017

Diario de Laura Restrepo: García Márquez, mi mentor






LAURA RESTREPO
es una de las escritoras más destacadas de Colombia.
Gracias a su excelente pluma,
ha recibido premios importantes e infinidad de distinciones.
Su último libro merece aplausos.




"Yo era responsable de la sección política internacional de la revista Semana (de Colombia) cuando conocí a GARCÍA MÁRQUEZ, que ya era Premio Nobel. Venía los lunes, porque integraba el comité de redacción.

Le leíamos lo escrito y él nos aconsejaba, nos corregía, hacía sugerencias. Fue extraordinario conocerlo. A las 4 de la mañana cerrábamos y después le llevaba los textos para que los comentara", recuerda LAURA RESTREPO al escritor colombiano.

De él destaca su entusiasmo: "Un hombre que a esas alturas lo tenía todo en la vida; había escrito algunas de las novelas más extraordinarias de la literatura universal y se interesaba por el periodismo. Claro que es cierto que el poder le encantaba, como asistir a palacios y ser amigo de presidentes, pero también se movilizaba socialmente por los necesitados."





Vida en las palabras





La mayoría de los seres que aman LEER saben...

que con las palabras pueden cambiar su mundo

porque en los libros permanecen vivos los ideales, los valores, la inocencia de la infancia, el grito inmaculado y la denuncia del despojo; porque leer recompone la superación, porque leer arrastra el beso hacia tu orilla, porque leer nos abre la noble posibilidad de lo imposible, porque leer...



¡Nos hace bien!

***


jueves, 15 de junio de 2017

Personajes de novela: Letizia y Encarnación



-Letizia, amor, reza por mí un rosario entero-le decía Manuela cuando tenía que salir a buscar Encarnación que se había escapado tras saltar el murallón de los jardines. La niña huía por los baldíos con una muñeca despedazada en las manos y su deseo de libertad se manifestaba con esa rebeldía que se burlaba de la uniformidad de Manuela.
Rubia como un sol, Encarnación le pegaba cachetazos a su madre que la traía de regreso a la casa arrastrando las piernas en las baldosas de cemento mientras Letizia trataba de empequeñecerse y de pasar inadvertida. Ambas no soportaban la custodia de Manuela pero se rebelaban de manera diferente porque debían aprender a crecer solas; el vuelo indefinido de quien las había criado con tantos cuidados las desorientaba. Una se volvía feroz contra ella y la otra se entregaba a sus acertijos, dilemas y paradojas con la convicción casi febril de huir en el momento que nadie se diera cuenta.
Encarnación y Letizia en eso sí estaban de acuerdo; las dos querían escapar de la protesta infantil de Manuela, de su amor posesivo, del maltrato psicológico, de sus predicciones sobre un futuro desgraciado…
....................................................
¿Puede una madre, inmadura, impedir que sus hijas tengan experiencias propias por miedo?

De la novela:
"El silencioso grito de manuela"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...